Más de 700 personas iniciaron anoche la Navidad en el ADDA con el Concert de Nadal de la Agrupació Artísticomusical El Trabajo de Xixona

El acto sirvió también de escenario para la presentación de la VII Feria de Navidad, prevista para los días 5, 6, 7 y 8 de diciembre, y de algunas de las novedades de esta edición, como la presentación de sendos libros que tienen como protagonista al turrón.

20151120_224701El Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA) acogió anoche el IV Concert de Nadal de la Agrupació
Artísticomusical El Trabajo de Xixona, una cita que ya se ha convertido en habitual en el calendario
prenavideño de los últimos años y que no se quisieron perder más de 700 personas. Con este concierto,
presentado por los periodistas jijonencos Bernat Picó y Gemma Mateos, la banda de música de Xixona
celebraba, además, la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música, dando la bienvenida oficial a los nuevos músicos que se incorporan a la formación tras haber superado un período de aprendizaje.
La alcaldesa, Isabel López, aprovechó el acto para desvelar algunas de las novedades de la VII Feria de
Navidad, que se celebrará entre los días 5 y 8 de diciembre, como la presentación de sendos libros que
tienen como protagonista al turrón. “Se trata de dos publicaciones muy distintas pero que vienen a hacer
todavía más grande la esencia del turrón de Jijona”, aseguró López, que explico que uno de estos libros es un diccionario, elaborado con la colaboración de la Universidad de Alicante, en el que se recoge “la
definición y la traducción a varios idiomas (español, catalán, inglés, ruso, árabe y chino) de más de 500
términos relacionadas con la industria del turrón”.

La segunda publicación que verá la luz el próximo sábado 5 de diciembre en la Feria de Navidad es la
primera novela de Rubén Berrueco titulada “Entre Turrones” y que recoge lugares, experiencias,
sentimientos y emociones vividas en Xixona o relacionadas con el turrón. Berrueco ha contado para ilustrar su libro con la colaboración del diseñador jijonenco Pau Ros.

Xixona exige aclarar el destino de la basura que El Campello va a dejar de tratar por los malos olores

Verdú afirma que no permitirán que Piedra Negra sea el destino de todos los residuos orgánicos que desvíen las Marinas este verano (D.I.)

xixona-exigeNuevo capítulo sobre la polémica política de tratamiento de las basuras del Consell. Xixona exigirá la próxima semana al Consorcio de Basuras que aclare el destino de los residuos orgánicos que la planta de Les Canyades de El Campello va a dejar de tratar en menos de dos meses, por la orden de paralización de la actividad de compostaje dictada por la Conselleria de Medio Ambiente para atajar de una vez los malos olores en la localidad costera.

El alcalde Ferran Verdú, tras conocer la noticia publicada por este medio sobre el requerimiento de la Generalitat para suspender de forma cautelar los procesos de compostaje en El Campello e implementar medidas correctoras, manifestó su preocupación por la situación que se puede avecinar este verano, cuando los molestias aumentan por el calor y se recrudecen si se produce un aumento de los residuos a tratar. Y el primer edil aseguró que «no vamos a permitir que toda esa basura venga a Xixona en verano, ya que dispararía los malos olores. No entendemos cómo se esperan hasta ahora para resolver el problema de El Campello y enviar todas sus basuras precisamente en verano a otras plantas, causalmente a las puertas de las elecciones de mayo».

Aunque Xixona podría admitir esas basuras al tener margen hasta alcanzar el tope anual fijado en 173.000 toneladas, el primer edil advierte que también existe un límite diario que no se puede rebasar, ya que además comportaría más molestias por malos olores que no están dispuestos a admitir.

Por todo ello el Ayuntamiento xixonenc, gobernado por el PSOE, reclamará la próxima semana al Consorcio de Basuras que aclare qué criterios se van a emplear para enviar a otras plantas esos residuos orgánicos que hasta ahora se tratan en El Campello, y que proceden de la Marina Baixa y la Marina Alta, dos comarcas eminentemente turísticas que en verano disparan su población… y las toneladas de residuos que generan. De ahí que el destino de estas basuras haya puesto en alerta una vez más a Xixona

El Consell saca a subasta la planta. El ‘negocio’ del basurero de Xixona

Vaersa debe ‘salir’ de la planta de Dénia y no descarta vender la de Villena en un futuro

14253018414451Se venden acciones de basurero rentable en Xixona. Razón: Consell. Este podría ser el resumen de la convocatoria de subasta que la Conselleria de Medio Ambiente prevé publicar en el Diario Oficial de la Generalitat a lo largo de esta semana (puede incluso que hoy mismo) para vender al mejor postor el 51% de sus títulos en la polémica planta de residuos situada al sur del término municipal de Xixona, que da servicio a los 37 municipios de l’Alcoià i l’Alacantí.

La venta responde, dos años después, al mandato recogido en la Ley 1/2013 de Reestructuración y Racionalización del Sector Público Empresarial con el que el Consell pretendía desengrasar la administración y exprimir su patrimonio.

Cualquier interesado podrá presentar oferta por un plazo de 15 días, según avanzaron fuentes de la Dirección General de Calidad Ambiental, de modo que las instalaciones podrían quedar íntegramente en manos privadas a finales de mes, según las mismas fuentes.

Como toda puja, no tendrá techo, pero sí suelo. No se aceptarán ofertas por debajo de los seis millones. Ese es, cuando menos, el valor que la Dirección General de Patrimonio asignó a ese 51% de las acciones públicas hace dos años. Medio Ambiente concertó una nueva tasación independiente para completar el expediente de subasta hace unos meses, pero su resultado no ha trascendido.

Funcionamiento precario

La planta arrastra casi una década de funcionamiento en precario -sin adjudicación oficial- bajo la explotación de una sociedad mixta (Piedra Negra SA) formada por la empresa pública Vaersa y Cespa (propietaria del 49% de las acciones restantes).

De hecho, todo apunta a que Cespa presentará oferta. Si lo hace y empata con la presentada por otra empresa postora por el mismo importe, resultará adjudicataria al tener una posición preferente por su condición de copropietaria.

Tras la subasta, la nueva propiedad mantendrá el negocio: la planta seguirá tratando la basura de l’Alacantí y l’Alcoià mientras tenga vida útil (entró en servicio en 2006), ya que es la única instalación disponible en el entorno. Esa condición es la que le convierte en lugar obligado de tratamiento para las dos comarcas, como se delimita en el Plan Integral de Residuos (PIR).

La garantía del negocio es, precisamente, uno de los alicientes de la puja que podría procurar una dura competencia en las ofertas de compra con el consiguiente beneficio para el Consell.