La Generalitat descarta mejoras en la depuradora de Cala d´Or al tramitar su conexión con la estación de Sant Joan

El tripartito insiste en que los vertidos de fecales están en vías de solución y que la instalación de biodiscos no es viable (D.I.)

cLa Generalitat no se plantea introducir mejoras en la obsoleta depuradora de Cala d’Or al estar tramitando la conexión de toda la Zona Norte de El Campello con la estación de Sant Joan, ya que se considera esta la solución definitiva a los problemas que vertidos fecales que sufre, según indicaron desde el equipo de gobierno municipal. El tripartito recordó que ya en 2011 la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (Epsar), dependiente de la Generalitat, ya rechazó instalar biodiscos en la depuradora por su alto coste y por ser un parche para un problema que padece esta zona de El Campello.

Desde el Consistorio explicaron que las cuatro pequeñas depuradoras de la Zona Norte están obsoletas y son incapaces de abastecer a la zona. El problema se viene arrastrando desde hace años, y su solución se frustró cuando la Generalitat, paralizó la construcción de una nueva depuradora en la zona, que se quedó a medio construir. Esta medida se debió a que la Epsar, aplicando criterios de rentabilidad económica y ante la grave crisis, se replanteó el uso de depuradoras. La Generalitat «ha defendido y defiende» que se debe usar la depuradora de l’Alacantí Nord, ubicada en Sant Joan y que tampoco ha visto cumplidas las expectativas de explotación desde su creación en 2011 por el frenazo sufrido en la construcción desde que la crisis inmobiliaria estallara. Es por este motivo que la Generalitat ha descartado acabar la depuradora o construir otra, ya que con la de l’Alacantí Nord ya se ofrece la capacidad de saneamiento de aguas necesaria.

Previsión

Por ello se está trabajando en la redacción del pliego de condiciones para la realización de las obras de conducción de estas aguas desde la Zona Norte hasta la depuradora del Alacantí Nord y la licitación de las obras se realizará a principios de 2017. Por el momento el proyecto está en fase de redacción, tal y como ya informó este medio hace unos días.

El tripartito recordó que desde 2009 el Ayuntamiento ha solicitado en repetidas ocasiones que se tomen medidas para solucionar este problema desde que se decidiera cancelar la construcción de dicha depuradora. En 2011 se planteó a la Epsar la utilización de biodiscos para reforzar la actividad de las depuradoras, pero lo desestimó ya que su objetivo es utilizar toda la capacidad de una depuradora ya construida y en funcionamiento como la del l’Alacantí Nord.

En cuanto a la problemática de Cala Baeza, adonde van a parar los vertidos de fecales de la depuradora de Cala d’Or, que sólo es de tratamiento primario y no recicla el agua, sino que únicamente separa los elementos sólidos del resto, el Consistorio ha reiterado la petición a Costas ya realizada en 2014 de abrir un canal y dragar la zona. El Institut d’Ecologia Litoral recomendó en 2014 esta medida, ya que al ser un puerto y no renovarse las aguas, los lodos sedimentados en descomposición generan fuertes olores que se juntan con los vertidos de la depuradora.

Hay que recordar que EU llevó al pleno del pasado jueves una moción que fue rechazada en la que pedía la instalación de biodiscos, la construcción de una nueva depuradora y la apertura del citado canal en Cala Baeza.

Esquerra Unida de El Campello denuncia ante la fiscalía provincial los vertidos de aguas fecales en Cala Baeza.

Esquerra Unida denuncia ante la fiscalía provincial la inactividad del equipo de gobierno (PP-Decido) por los vertidos de aguas tóxicas en Cala Baeza.

RaquelPuertaFiscaliaEn febrero de 2008 comenzaron las obras de construcción de los colectores y la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de la Zona Norte por la entidad de saneamiento de aguas (EPSAR), esta actuación contaba con una inversión de 12,3 millones de euros, financiados en un 90% por la Generalitat y en un 10% por el Ayuntamiento y durarían 20 meses. Tras seis años, la obra no se ha finalizado y la comisión de seguimiento determino que la EDAR de Alacantí Norte, recientemente construida y operativa desde septiembre de 2011, cuenta con suficiente resguardo hidráulico como para tratar las aguas procedentes de la zona norte de El Campello, por lo tanto la construcción de la EDAR no resultaba viable en los términos que se pronosticaron en el proyecto. La conexión entre la zona norte y la Alacantí Norte, aun no esta construida ni proyectada.

El actual sistema de depuración de aguas residuales de la zona norte, no es capaz de soportar el abastecimiento de la población residente, por tanto, las roturas y vertidos de aguas son continuas. La confederación hidrográfica del Jucar ha sancionado al ayuntamiento, durante estos años, por provocar contaminación o degradación del dominio público, al verter aguas fecales a los cauces.

La formación de izquierdas ha denunciado reiteradamente este problema, no solo por que, consecuentemente, los vecinos de la zona han tenido que sufrir los malos olores, mosquitos y ratas que se desencadenan por las roturas, sino también al considerar que en estos años, no se han preocupado desde el equipo de gobierno (PP-Decido) del daño al medio ambiente que provocan los vertidos en el subsuelo, el riesgo en la salud pública y el deterioro del medio marino.

El pasado mes de enero de 2015 la Entidad de Saneamiento de Aguas (EPSAR) informo al ayuntamiento de El Campello sobre las actuaciones de las incidencias ocurridas en la EDAR con motivo de la recepción de vertidos de alta carga contaminante. Y que por sus características detectadas afectan negativamente al óptimo funcionamiento de la EDAR y por tanto al cumplimiento de los objetivos de calidad fijados en la autorización de vertidos a dominio público hidráulico emitida por la confederación hidrográfica. Llegando a remitir unos valores en los meses estivales superiores a 125 mg/L de N-Nh4+ cuando el limite está en 25mg/L.

Ya el pasado año el Instituto de Ecología del Litoral (IEL) pidió prohibir el baño en el puerto de Cala Baeza por el estado del agua y sugirieron abrir un canal para facilitar su renovación. Además EU criticó que se asumieran las sanciones medio ambientales antes de producirse, ya que se han presupuestado durante los últimos años una partida especifica de hasta 70.000€/año.

En la web municipal esta cala continua apareciendo como tradicional con aguas cristalinas y registrada como zona dentro de las áreas turísticas del municipio.

La formación de izquierdas ha denunciado al Alcalde, y a los concejales delegados de Medio Ambiente, Playas, Sanidad, Infraestructura y Patrimonio por perjuicios derivados de omisiones realizadas en el ejercicio de sus cargos públicos basándose en la LBRL y han remitido a la fiscalía provincial las sanciones presupuestadas de los últimos años, los informes de la EPSAR, el informe del Instituto de Ecología del Litoral, los requerimientos de subsanaciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar al ayuntamiento y el certificado del secretario general del consistorio en el que se rechaza por el equipo de gobierno (PP-Decido) aplicar las recomendaciones del IEL.

La portavoz del grupo municipal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de El Campello, Raquel Pérez comenta que “estamos a las puertas de la época estival y seguimos teniendo un problema de salud pública. Las aguas de Cala Baeza no son aptas para el baño y es necesario advertir a turistas y vecinos de este hecho irrefutable. Ante la pasividad del equipo de gobierno (PP-Decido) nos hemos visto obligados a comunicar esta omisión de responsabilidades en el cargo de varios concejales y el alcalde a la fiscalía provincial, pues consideramos que están poniendo en grave riesgo la salud pública y el medio marino. Esperamos que la fiscalía abra diligencias ante nuestra denuncia, y se investiguen los motivos por los que se rechaza acatar las recomendaciones de un ente medioambiental, como el IEL. Así como las estimaciones presupuestarias en sanciones medioambientales a cargo del erario público” ha declarado la edil.