Se amplía el plazo para la bonificación del IBI por instalar energía solar

En aras de beneficiar a los vecinos que hayan decidido instalar dispositivos de captación de energía solar en sus hogares (placas y depósitos de termo solar), el Ayuntamiento de El Campello ha aprobado hoy en pleno extraordinario, por unanimidad, ampliar el plazo para que los interesados puedan acogerse a la bonificación del 50% del IBI, medida aprobada en diciembre con la que se recompensa a quienes apuestan por las energías limpias y renovables.

A propuesta de la concejala de Hacienda Lourdes Llopis (PP), ese plazo se amplía hasta el 30 de abril, de forma que todas las solicitudes para acogerse a la bonificación presentadas hasta ese día se contemplarán para la rebaja del impuesto en este mismo año 2022, y por espacio de un lustro.

La propuesta, aprobada en su día por todos los partidos políticos, establece una bonificación de la mitad de la cuota íntegra del IBI. Ese descuento tendría efectos en el ejercicio siguiente a aquel en que se haya solicitado y acreditado la instalación mediante las correspondientes facturas de empresas homologadas, pero con el acuerdo de hoy para este año se amplía el plazo hasta el 30 de abril. La documentación debe presentarse en SUMA, Gestión Tributaria, que se encarga del cobro de tasas e impuestos en el municipio.
La bonificación será aplicable sobre todo tipo de inmuebles radicados en el término municipal de El Campello, y no es susceptible de prórroga, excepto en el supuesto de que se amplíen los metros de superficie del sistema de captación de energía solar.

Para Lourdes Llopis, la concienciación ante el cambio climático es algo que asumen tanto los poderes públicos como la ciudadanía, que adoptan hábitos reguladores a todos los niveles.

Para llegar a la propuesta definitiva, se han hecho estudios comparativos con otros municipios, y se decidió bonificar la energía solar con el máximo que permiten las normas, en aras de avanzar en un desarrollo sostenible con utilización de fuentes de energía limpias, renovables y alternativas.

La energía producida por las placas solares del TRAM d’Alacant autoabastece el consumo eléctrico del taller de El Campello

La energía producida anualmente por las placas fotovoltaicas instaladas en la cubierta de los talleres de El Campello del TRAM d`Alacant permite el autoabastecimiento del consumo de electricidad necesario para realizar las labores propias de dicha instalación, además de dejar un importante superávit de kilowatios hora (kwh) que se pueden utilizar en otras dependencias.

En concreto, los 991.799 kwh obtenidos mediante la instalación de placas solares han sido suficientes para cubrir las necesidades del taller de El Campello, que en 2016 necesitó 715.767 kwh para llevar a cabo su actividad, existiendo un exceso de producción cifrado en 276.032 kwh que se han podido emplear en el consumo eléctrico de las oficinas de La Marina, que fueron de 314.784 kwh.

Es decir, solo ha sido necesaria la contratación de 38.752 kwh (un 12,3% del total) para abastecer a las oficinas, una vez cubiertas las necesidades del taller. Por tanto, el ahorro energético en el taller, que lógicamente tiene una equivalencia económica, ha sido del cien por cien y en las oficinas del 87,7%.

La energía solar fotovoltaica basa su funcionamiento en transformar la energía del sol, inagotable y limpia, en energía eléctrica. La luz solar, al incidir en las células de los paneles de silicio, se transforma en dicha energía. La corriente continua generada por los módulos se transforma en corriente alterna en el inversor y el transformador eleva el voltaje hasta el nivel de tensión de la red eléctrica a la que se exporta.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), de acuerdo con su Declaración de Sostenibilidad que fija la optimización de los consumos energéticos y el compromiso de emplear energía renovable para disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera, acabó de instalar en septiembre de 2008 un total de 3.600 paneles solares fotovoltaicos en las cubiertas de los talleres de la empresa situados en El Campello, que se conectaron y comenzaron a producir energía en el mes de octubre de hace dos años.

Esta instalación se realizó sobre una superficie de 6.100 metros cuadrados, que sumados a los paneles de las instalaciones de FGV en Valencia supone la mayor instalación de placas fotovoltaicas situadas en cubiertas industriales en la Comunidad Valenciana y una de las mayores de España de carácter público.