La Guardia Civil detiene en El Campello a los autores de un robo con violencia cometido a una mujer de 83 años

Acumulaban varios antecentes y detenciones previas en localidades cercanas a Alicante en las que robaban normalmente a señoras de avanzada edad

La Guardia Civil ha detenido en El Campello a tres hombres españoles, de entre 42 y 43 años, como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación a una señora francesa de 83 años, y de otro delito de pertenencia a grupo criminal.

Agentes de la Policía Local de El Campello perseguían a los tres presuntos autores de un robo con violencia, que habían huido en un vehículo a gran velocidad del lugar de los hechos, cuando solicitaron apoyo de la Guardia Civil. Se trataba del robo de un bolso, que se había realizado con violencia, a una mujer francesa de 83 años. Ésta se encontraba de vacaciones en esa localidad mientras descansaba en una de las terrazas del paseo cuando, mediante el método del tirón, le arrebataron sus pertenencias.

Los agentes de la Policía Local observaron, durante la persecución, como uno de ellos arrojaba desde el vehículo el bolso sustraído, sin embargo acabaron por perder de vista a los sospechosos, debido a la velocidad a la que circulaban.

Finalmente, lograron localizar el vehículo a la altura del kilómetro 8,100 de la CV-775, en la partida Saleretes, próxima a Las Delicias. Encontraron primero al conductor del vehículo fugado, que trataba de huir de la zona, y después a los otros dos compinches, que estaban escondidos en una zona de maleza, cubiertos de ramas y hojas secas para intentar camuflarse a ojos de los agentes.

Una vez en dependencias de la Guardia Civil, la investigación ha revelado que estos hombres seleccionaban a sus víctimas, eligiendo habitualmente a señoras de avanzada edad, las cuales, en principio ofrecerían una menor resistencia al tirón del bolso, si bien la víctima de este robo en cuestión, una señora francesa de 83 años, estaba en plenitud de facultades, llegando a forcejear con uno de los detenidos, quienes fueron identificados sin ningún lugar a dudas por los allí presentes en el momento del robo.

Los tres se desplazaban de Alicante a los alrededores para llevar a cabo los innumerables robos que cometían, como así demuestran los numerosos antecedentes y detenciones previas que le constaban a cada uno.

En la actuación, se les ha intervenido tanto el dinero en efectivo que portaban consigo, como el vehículo en el que circulaban dándose a la fuga, por ser el medio de comisión del delito.

La Guardia Civil detiene en Campello a 4 menores como presuntos autores de más de 30 delitos

Más de once meses han durado las investigaciones de la Guardia Civil de El Campello (Alicante), que comenzaron con la denuncia de una mujer, víctima de agresión sexual

La Guardia Civil de El Campello ha detenido a 4 menores de edad (entre 14 y 16 años), e investigado a un quinto (de 13 años), como presuntos autores de la comisión de 4 delitos de agresión sexual, un delito de robo con violencia e intimidación y 26 delitos de robo con fuerza, en interior de viviendas y establecimientos comerciales. Se han intervenido dos Smartphone de la marca Samsung, valorados en más de mil euros, y ocho figuras talladas en maderas nobles, cuyo valor sobrepasaría los 6.000 euros.

Más de once meses han durado las investigaciones de la Guardia Civil de El Campello (Alicante), que comenzaron con la denuncia de una mujer, víctima de agresión sexual. En abril de 2015, la mujer se encontraba corriendo por una urbanización de El Campello, cuando fue asaltada por un chico, que comenzó a acosarla y hacerle tocamientos. La mujer, que consiguió deshacerse del agresor, interpuso denuncia inmediatamente después, en dependencias del Cuerpo.

Hasta en tres ocasiones más, en meses posteriores, se repitieron estas desagradables situaciones con sus correspondientes denuncias, por lo que la Guardia Civil estableció diversos operativos de vigilancia en la zona. Así, localizaron a un menor, que coincidía con la descripción aportada por las víctimas, en actitud sospechosa y con gran nerviosismo al ser detectado por los agentes. Sin embargo, ninguna de las víctimas pudo identificar con seguridad al menor, ya que siempre actuaba con una capucha que le tapaba parte del rostro.

Algo más tarde, pasado mes de febrero, se produce un robo con navaja a dos chicas jóvenes, y se establece una rápida intervención, en la que finalmente se localiza a dos jóvenes, de 13 y 14 años, presuntos autores del robo, por lo que se detiene al joven de 14 años, y se pone a disposición de sus padres al de 13, ya que es inimputable penalmente.

Una vez detenido, resulta ser el mismo joven sospechoso de las agresiones sexuales, por lo que la Guardia Civil empieza a atar cabos sobre las pruebas e indicios recogidos durante varios meses, solicitando una orden de registro para recabar más pruebas en su domicilio.

Al realizar el registro, los agentes descubren la ropa que utilizaba para cometer los delitos y ocultar su identidad, además de algunos efectos robados, por lo que el menor, ante pruebas tan concluyentes, decide confesar los delitos que se le imputaban.

Como consecuencia de esa investigación, en una segunda fase de la operación, se ha procedido a la detención de otros tres menores, de edades entre 14 y 16 años, cómplices todos ellos, por varios delitos de robo con fuerza en las cosas. Durante los registros se han podido recuperar unas tallas de madera, valoradas en más de 6000 euros, que fueron robadas de uno de los domicilios asaltados por los menores.

El menor de 14 años, autor en solitario de las agresiones sexuales y que era considerado el cabecilla del grupo, se encuentra ya ingresado preventivamente en un centro de menores.

Agentes de la Guardia Civil de El Campello han detenido a tres personas por dos robos con violencia e intimidación

En la identificación ayudó una foto que un afectado hizo a una atracadora al sospechar de ella por su actitud nerviosa

En el primer operativo se detuvo el día 19 de abril a un hombre de origen español de 33 años; y en la segunda, el día 26, se arrestó a una pareja española –una mujer de 29 años y un hombre de 40–. A los tres, según ha informado la Comandancia Provincial en un comunicado, se les atribuyen los delitos de robo con violencia e intimidación y en los dos atracos se utilizaron cuchillos de grandes dimensiones.

En el primer caso, el hombre de 33 años fue detenido días después de cometer un atraco en un bar de la zona en el que amenazó a los empleados con un cuchillo para sustraer la recaudación del día: unos 400 euros.

El hombre fue identificado por un cliente que se encontraba en el local durante el atraco y que conocía de vista al supuesto autor, y el modelo de coche que conducía, porque le había visto hacía unos meses.

Así se pudo identificar y localizar al presunto autor, a quien se detuvo. En el registro de su domicilio se hallaron el cuchillo empleado, la caja registradora y la vestimenta que uso durante el asalto.

OTRA PAREJA DETENIDA
Una semana más tarde, se recibió una llamada alertando de un robo con violencia e intimidación en un bar de la playa de Muchavista. Al parecer, una mujer de entre 25 y 30 años, con una navaja de grandes dimensiones, había intentado atracar al propietario, pero al mostrarle la navaja éste había empezado a gritar y la mujer huyó del lugar sin conseguir su objetivo.

Sin embargo, el propietario comentó a los agentes que había sacado una fotografía a la supuesta atracadora, momentos antes del intento de atraco, ya que sospechó de la mujer por las preguntas que le hacía y la actitud nerviosa que mostraba. Esta fotografía ha sido «determiante» para localizarla.

Los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda, con la colaboración de agentes de Policía Local de Campello, ante la sospecha de que pueda volver a actuar «inmediatamente» al no haber conseguido su primer objetivo.

Minutos más tarde, se localizó en esa misma zona a la supuesta autora, que al percatarse de la presencia de los agentes, comenzó la huida a toda velocidad en un vehículo conducido por su pareja, un hombre de 40 años. Los guardias civiles procedieron a interceptar el coche tras una breve persecución, y detuvieron a ambos, encontrando en el interior, la navaja usada en el atraco.

DOS DE ELLOS A PRISIÓN
Los tres detenidos han sido puestos a disposición judicial. Se ha decretado el ingreso en prisión del hombre de 33 años como presunto autor del primer atraco y de la mujer de 29 años como presunta autora del segundo. El conductor del coche y pareja de la mujer ha quedado en libertad, aunque permanece como investigado.

La Guardia Civil detiene a dos personas por el robo de 10 viviendas en El Campello

Vigilaban las viviendas desde posiciones elevadas, decidiendo cuales eran las más accesibles

CuencaLos hurtos tuvieron lugar en la zona de Coveta y Venta Lanuza – Los hombres se desplazaban en el TRAM, vigilaban las viviendas de la zona y utilizaban herramientas pequeñas que pudieran ocultar fácilmente. La Guardia Civil de El Campello ha detenido a dos hombres, uno español de 20 años y otro rumano de 24 años, como presuntos autores de 10 delitos de robo en interior de domicilio.

La Guardia Civil había establecido un dispositivo extraordinario de vigilancia en la zona de Coveta y Venta Lanuza, de la localidad de El Campello, ante un ligero repunte de las denuncias por robos de domicilios en esa área, cuando la semana pasada reciben el aviso de unos vecinos que han sorprendido a un individuo que, tras saltar la valla perimetral de una de las viviendas, trataba de acceder al interior de la vivienda.

El presunto ladrón, al verse descubierto emprende la huida monte a través, pero gracias al dispositivo establecido, los agentes consiguen detenerle, no sin antes observar a otro individuo que, desde un alto en el monte, hacía labores de vigilancia alertando de los movimientos de los agentes a su compinche, por lo que se procedió a su detención.

Al parecer los dos individuos se desplazaban en TRAM hasta las urbanizaciones del norte de El Campello, y desde lugares elevados vigilaban las viviendas de la zona, especialmente durante la tarde-noche. Cuando la noche se cerraba se dirigían a los objetivos más sencillos, para forzar los cierres y cometer los robos.

Generalmente utilizaban herramientas pequeñas, fáciles de ocultar en la ropa, y que, en caso de ser descubiertos, podían deshacerse de ellas rápidamente.