Bomberos, Guardia Civil, y Policía Local de El Campello rescatan a un senderista accidentado en una zona escarpada de la costa a la altura de Venta Lanuza

Pasadas las 10 de la mañana de hoy, un amplio despliegue de emergencia ha posibilitado el rescate de un senderista que se ha accidentado en la zona escarpada de la costa de la zona norte de El Campello, concretamente a la altura de Venta Lanuza. Efectivos de la Guardia Civil y Policía Local se desplazaron al lugar tras recibir una llamada del servicio de emergencia, y posteriormente se movilizaron los bomberos del Parque Comarcal y un equipo sanitario.

El accidentado formaba parte de un grupo que se encontraba realizando una actividad de senderismo por la zona de rocas pegada al mar de Venta Lanuza, y a causa de un tropiezo se cayó fracturándose la tibia, por lo que se solicitó la asistencia de los servicios de emergencias.

Dada la complejidad del terreno en el que había que efectuar el rescate, en el operativo participaron dos vehículos de bomberos, una ambulancia, una patrulla de la Guardia Civil y dos dotaciones de la Policía Local.

Una vez localizado el hombre, se procedió por las dotaciones actuantes al traslado a pie mediante una camilla de rescate hasta la carretera, donde fue atendido por el personal sanitario y posteriormente trasladado al hospital de San Juan.

RESCATAN A UNA PAREJA CON CUATRO MENORES DE UN BARCO A LA DERIVA

La concejalía de Seguridad Ciudadana, cuyo titular es Rafa Galvañ (PP) ha informado que el pasado domingo, 11 de agosto de 2019, cuatro menores, de entre 8 a 10 años, que navegaban en una embarcación junto a un matrimonio, abuelos de dos de los niños, fueron rescatados de una embarcación a la deriva a la altura de la Cova del Llop Marí.

Los hechos acontecieron entorno a las 13.00h, cuando el Club Naútico de El Campello recibía la petición de auxilio del patrón de una embarcación que se hallaba sin rumbo. El hombre, de aproximadamente 80 años de edad, explico a los agentes que un fallo en el motor de la nave hizo que la misma se quedara sin propulsión. De esta manera, agentes del Servicio de Vigilancia Marítima de la Policía Local, que patrullaban por la zona, pudieron asistir al barco rápidamente y evitar que encallará en las rocas, en lo que podría haber sido un “peor desenlace”.

Los funcionarios policiales, desplazados hasta el lugar de los acontecimientos, realizaron las tareas de rescate de todos los tripulantes, que se encontraban en buen estado físico, aunque con signos palpables de nerviosismo ante la situación de deriva vivida. Asimismo, los agentes realizaron las tareas de remolque de la embarcación hasta las instalaciones del Club Naútico, con el soporte de una lancha neumática de la citada asociación deportiva.

El Servicio Marítimo de la Policía Local de El Campello rescata a 3 pescadores.

El domingo la Policía Local rescató a 3 pescadores que pescaban al curricán tras darse cuenta estos de que su embarcación tenía una vía de agua y corría el riesgo de hundirse.

El día 20 de agosto a las 19:37 horas la Policía un aviso de que una embarcación se encuentra con una vía de agua en situada a unos 400 metros del través de la Torre de la Coveta Fumà

Cuando la lancha de la Policía Local se acerca a la zona de la alerta divisa a dos embarcaciones a 1 ¼ de milla de la torre vigía del Barranc d’Aigües. Una de ellas era la averiada y la otra había acudido a la petición de auxilio de la embarcación afectada.

La embarcación afectada, en la que se encontraban tres tripulantes, dos adultos y un adolescente, estaba empapada. Tenía una vía de agua en la popa y la bomba de achique había dejado de funcionar. En el momento en el que llegó la embarcación de la Policía Local, los tripulantes achicaban el agua con botellas de agua ya que el agua inundaba la bañera de popa y la sentina del grupo motor se encontraba anegada.
El Servicio Marítimo decide embarcar a los 3 tripulantes con sus pertenencias de valor en la embarcación policial para garantizar su seguridad. También decide remolcar la embarcación averiada con la embarcación policial hasta el puerto refugio de Coveta Fumà, pero debido al riesgo de hundimiento se decide que uno de los agentes permanezca en la embarcación averiada achicando toda el agua posible con el cubo antiincendios de la embarcación policial.

Esto se decide en base al riesgo de hundimiento que existía si se decidía remolcar la embarcación hasta la el Club Náutico del Campello en una época además con un tráfico náutico denso como corresponde a estas fechas y a este horario. Además las características de este puerto, el de Coveta Fumà, es idóneo para varar sin daños debido a su poco calado, a su fondo de arena ya que se puede acceder con un vehículo que pueda remolcar embarcaciones.

Así la embarcación quedó varada sobre 60 centímetros de agua, apoyada sobre el fondo arenoso y a escasos metros de la playa y de la zona de acceso.

Los tripulantes manifestaron ante la dotación Guardia Civil, que esperaba en la playa del puerto de Coveta Fumà, que la embarcación era de un amigo que se la había dejado por la mañana (la embarcación) y que habían salido a pescar al curricán. Sobre las 11:30 vieron que la embarcación hacía agua pero que se encontraron un tapón con el que taponaron la entrada de agua y que como ya no vieron entrar más agua siguieron pescando tranquilamente al curricán hasta que por la tarde al apagar el motor se dieron cuenta de que comenzaba a entrar más agua. Tras ver que la bomba de achique no funcionaba decidieron efectuar la llamada de socorro.

Un Guardia Civil rescata a un hombre tras volcar su kayak en El Campello

El rescatado presentaba signos de hipotermia y agotamiento, pero no ha necesitado asistencia médica

Un guardia civil ha rescatado del mar a un hombre de 32 años y nacionalidad paraguaya que llevaba más de tres horas en el agua tras haber volcado el kayak en el que navegaba a la altura del municipio alicantino de El Campello, según han informado hoy fuentes del instituto armado.

El rescatado presentaba signos de hipotermia y agotamiento, pero no ha necesitado asistencia médica, han señalado las mismas fuentes.

Un vecino de la zona de Cala Piteres, en El Campello, fue el que dio la voz de alarma al observar, desde su domicilio, a un hombre que estaba en el mar, aferrándose a un kayak volcado y semihundido, y permanecía en esa posición largo rato.

Al llegar la Guardia Civil al lugar, el hombre comenzó a hacerles señales de auxilio a los agentes, uno de los cuales se lanzó al mar para socorrerlo.

Tras nadar unos 200 metros, el guardia civil comprobó que el kayak se hallaba parcialmente inundado por una vía de agua, por lo que no consiguió darle la vuelta, y, a continuación, llevó al deportista a nado hasta la orilla.

La embarcación, que quedó a la deriva, fue recuperada más tarde por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que la depositó en el puerto deportivo de El Campello.

Rescatan a tres tripulantes de un pesquero hundido en El Campello

Salvamento Marítimo ha rescatado este jueves a los tres tripulantes de un pesquero que se había hundido en aguas próximas a El Campello.

naufragosLos tres pescadores han sido rescatados, cuando se encontraban en el agua, por la embarcación de intervención rápida ‘Salvamar Polaris’, que los ha evacuado hasta el puerto de El Campello, donde han sido atendidos por una ambulancia.

Fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu) han señalado a Efe que dos de los rescatados, de 45 y 37 años, habían sido trasladados al Hospital de San Juan con síntomas de hipotermia, mientras que el tercero estaba «indemne».

Los hechos han ocurrido sobre las 17.00 horas, cuando se ha recibido una llamada del pesquero, a través del canal 16 VHF, alertando de que tenían una vía de agua.

De inmediato, desde el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Valencia se ha movilizado el helicóptero Helimer 201 y la citada embarcación de intervención rápida.

Posteriormente, el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento (CNCS) recibía la alerta de la radiobaliza del pesquero hundido, de 14,4 metros de eslora y con base en Villajoyosa (Alicante).

La Salvamar ha efectuado el rescate y, tras llevar a los tripulantes del pesquero a puerto, ha regresado al lugar del hundimiento y ha constatado que «no existían indicios de contaminación», según Salvamento Marítimo.