Los socialistas valoran de forma positiva la rebaja del precio del agua desalada

El PSOE provincial asegura que esta medida de bajar de 0’6 a 0’47 euros el metro cúbico supone un respiro para los regantes ante la subida de la tarifa eléctrica.

“El trasvase Tajo-Segura es irrenunciable y seguiremos reivindicando más agua y de más calidad”

Los socialistas de la provincia de Alicante han valorado “muy positivamente” la rebaja en el precio del agua desalada en 13 céntimos, pasando de 0’6 a 0’47 euros el metro cúbico. “El Ministerio para la Transición Ecológica está siendo sensible con las demandas de los regantes ante la situación de elevado precio de la tarifa eléctrica y las propias reivindicaciones de los agricultores y, por ello, ha modificado el precio acordado en el Consejo de Ministros de la pasada semana, rebajando más de un 20% el precio de agua desalada”, ha explicado la secretaria de Agricultura, Agua y Pesca, Ana Martínez.

La dirigente socialista ha explicado que la decisión del Ministerio “da un respiro a los regantes. Se trata de un paso importante para que los regantes puedan seguir trabajando. Todo ello unido a las lluvias que están regando nuestros campos, podemos pensar que los agricultores podrán seguir ejerciendo su gran labor en nuestro territorio”. No obstante, Martínez ha añadido que desde la provincia “seguiremos reivindicando ante el Ministerio que el trasvase Tajo-Segura es irrenunciable, porque nuestros campos necesitan más agua y de más calidad ya que el sector agrícola de nuestra provincia es fundamental para obtener recursos alimentarios para toda España”.

Los socialistas han hecho referencia a la inversión que el Gobierno de España está ejecutando en materia de modernización de regadíos para toda la Comunidad Valenciana con 103 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación puesto en marcha por el gobierno central.

Por otro lado, Martínez ha hecho referencia a las alegaciones que desde la Generalitat Valenciana se han llevado a cabo contra los planes de cuenca solicitando la rebaja del alza prevista del caudal con el objetivo de que se garantice agua para siempre, a un precio razonable y con la misma cantidad de agua que en la actualidad. Los socialistas confían en que dichas alegaciones se tengan en cuenta para beneficio de la agricultura de nuestra provincia.

La bombona de butano baja un 4,9% y se sitúa en un precio máximo de 12,76 euros

Con la revisión bimestral de septiembre, su importe será similar al que tuvo entre octubre y diciembre de 2010.

noticia9220hEl precio de la bombona de butano baja este martes 15 de septiembre para situarse en un precio máximo similar al que tuvo entre octubre y diciembre de 2010, según pone de manifiesto el análisis de FACUA-Consumidores en Acción.

Con la última revisión bimestral, la bombona pasa a costar un tope de 12,76 euros (incluidos los 0,015 euros del impuesto de hidrocarburos y el 21% de IVA), al bajar un 4,9% con respecto a los 13,42 euros fijados por el Gobierno el pasado 14 de julio.

En lo que va de legislatura, el Gobierno ha establecido once precios máximos para la bombona de butano. El 1 de abril de 2012 lo fijó en 15,54 euros, el 1 de julio de 2012 en 16,46 euros, el 1 de septiembre de 2012 en 16,87 euros (por la subida del IVA), el 1 de octubre de 2012 en 16,10 euros, el 1 de enero de 2013 en 16,33 euros (al comenzar a aplicarse el impuesto de hidrocarburos), el 26 de marzo de 2013 en 17,13 euros, el 14 de mayo de 2013 aprobó un máximo histórico de 17,50 euros, que mantuvo hasta el 17 de marzo de 2015, cuando fijó el tope en 15,81 euros, el 19 de mayo de 2015 en 14,12 euros, el 14 de julio de 2015 en 13,42 y el 15 de septiembre de 2015 en 12,76 euros.

El precio de la bombona en los últimos tiempos se ha visto encarecido con la creación del Impuesto Especial de Hidrocarburos en enero de 2013 y el aumento del IVA, que pasó del 18 al 21% en septiembre de 2012.

FACUA pide tanto al Gobierno como al conjunto de partidos que concurrirán a las próximas elecciones generales que se comprometan a introducir en sus programas electorales otros instrumentos de cálculo en la revisión de tarifas que garanticen la protección de los intereses económicos de los consumidores.