Luisa Pastor Lillo ha presentado esta mañana su renuncia al acta de concejal en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig

Las actas serán ocupadas por los concejales que ocupaban el octavo y noveno puesto

imagesLuisa Pastor Lillo ha presentado esta mañana su renuncia al acta de concejal en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig por motivos exclusivamente personales. Así se lo ha comunicado al alcalde del municipio y al presidente local del Partido Popular. También ha presentado su renuncia el concejal Manuel I. Marco Camacho por motivos personales.

Las actas serán ocupadas por los concejales que ocupaban el octavo y noveno puesto en la lista electoral que presentó el Partido Popular a las elecciones municipales, Saturnino Álvarez Rodríguez y Mariela Torregrosa Esteban, respectivamente.

Pastor defiende su labor en la Diputación ante la posibilidad de que Císcar opte a su puesto

La ‘popular’ considera «lícito» que todo el mundo «pueda aspirar a lo que desea» y afirma que no reivindica nada «para fastidiar a otro» sino que expone el trabajo realizado

pastor--490x578La presidenta de la Diputación de Alicante, la ‘popular’ Luisa Pastor, ha manifestado que es «lícito» que todo el mundo «pueda aspirar a lo que desea», aunque ha puesto en valor «lo que se ha hecho» en la institución al ser preguntada por una supuesta pretensión del vicepresidente del Consell y del presidente del PP provincial, José Císcar, de aspirar al cargo.

En declaraciones a los medios tras reunirse con el alcalde de Alicante, Miquel Valor, Pastor ha afirmado que no reivindica nada «para fastidiar a otro» sino que expone el trabajo realizado. «Reivindico lo que es una realidad. Sí digo lo que se ha hecho», ha expresado.

Preguntada sobre si le gustaría volver a ser presidenta de la Diputación, Pastor ha recordado que está a «disposición del partido» y ha precisado: «si me pregunta si me gustaría, digo que me gustaría terminar algunos proyectos muy importantes para la provincia».

Sin embargo, ha insistido en que los políticos están para «hacer lo que nos manden. Lo que diga el partido. Y en eso creo que hemos dado suficientes muestras de disciplina. Siempre he dicho que no crearé ningún problema, pero me gusta también que no me lo creen».

Pastor ha rechazado hacer futuribles, cuestionada por los medios sobre si considera que el PP podrá volver a gobernar la Diputación. A ese respecto, ha indicado que la mejor campaña es «mostrar resultados» presentando el balance de toda la gestión y bajo la «fórmula mágica de trabajar, trabajar y trabajar» para que los ciudadanos «confíen en el PP y vuelvan a dar su apoyo».

Sobre si su gestión le avalaría para ocupar de nuevo el cargo, Pastor ha afirmado sentirse «satisfecha». «Desde el punto de vista económico ha sido buena. Desde el punto de vista de ayuda a los municipios, pregunten a los alcaldes si la Diputación ha estado a su lado, si se han hecho proyectos», ha detallado.

Además, ha entendido que la gestión económica ha permitido que la institución esté «saneada» y «con un buen remanente de tesorería» que ha permitido llegar «a los 141 municipios de la provincia, con la aprobación de los planes de obras, de eficiencia energética, de sostenibilidad con unanimidad de los dos grupos». «Eso es un plus añadido. Hemos trabajado mirando a los municipios y a los ciudadanos. Ese es el balance que puedo presentar», ha zanjado la presidenta.

El PP estudia una tercera vía para presidir la Diputación de Alicante

Cobra fuerza la opción de promover un candidato neutral para superar la dicotomía entre Pastor y Císcar.

defensor-aguaLa candidatura del PPCV para presidir la Diputación de Alicante a partir de 2015 sigue siendo una incógnita, y cada día que pasa está más abierta. La lógica indicaba que el presidente de la institución provincial alicantina fuera, en caso de que los números salieran –algo más que probable si se mantiene la intención de voto de las últimas encuestas–, el jefe provincial del PP, José Císcar. Sin embargo, su actual presidenta, Luisa Pastor, es vista con buenos ojos tanto por Génova como por el presidente regional, Alberto Fabra.

A la dicotomía entre la titular de la institución y el presidente provincial del PP alicantino, sin embargo, podrían sumarse aún nuevos actores, lo que ampliaría el abanico. Según ha podido saber ABC de fuentes populares, ha empezado a cobrar fuerza en las últimas semanas la opción de promover una «tercera vía» que resuelva el pulso entre los partidarios de uno y otra de una forma salomónica.

El nombre preferido por los partidarios de dicha «tercera vía» es el del actual diputado de Turismo en la institución provincial, el torrevejense Joaquín Albaladejo. En su favor, el también portavoz del PP en la localidad salinera cuenta con su juventud, su perfil mediático y su carácter disciplinado. Albaladejo es, además, una persona de la máxima confianza tanto de Luisa Pastor –que lo tiene por una de las piezas clave en su equipo en la Diputación– como del propio José Císcar, quien lo ha promocionado en los últimos meses en el plano orgánico.

No acabar el mandato
Optar por la «tercera vía» conjuraría el riesgo de ruptura en el partido en una provincia en la que el PP ha logrado, poco a poco, suturar las fracturas que dejaron los ocho años de presidencia provincial de Joaquín Ripoll, hoy totalmente apartado de la política activa. Una ruptura que, en cualquier caso, se produciría entre la dirección provincial y la regional a cuenta de la elección del candidato –potestad del órgano autonómico–, dado que la sintonía y la lealtad entre Pastor y Císcar es total.

La actual presidenta de la Diputación aún no tiene decidido su futuro, aunque su intención es repetir en la institución solo si el PP se lo pide expresamente. Aún en tal caso, todo indica que no terminaría la legislatura, según las fuentes consultadas. Lo que sí parece sentado es que concurrirá una vez más a la Alcaldía de San Vicente del Raspeig, aunque en caso de victoria también podría ceder el bastón de mando sin agotar el mandato.

El presidente del PPCV, Alberto Fabra, prefiere la continuidad de Pastor frente a la opción de Císcar, tal como desveló ABC el pasado 16 de diciembre. No obstante, el hoy vicepresidente del Consell tiene intención de postularse para el cargo, aunque queda por decidir el municipio por el que convertirse en concejal –paso previo indispensable para llegar a la Corporación provincial–.

A través de Ondara
En este sentido, la renuncia del alcalde de Ondara, Ximo Ferrando, a repetir en las próximas elecciones abre una posibilidad interesante para Císcar, una vez descartado su municipio, Teulada-Moraira (también en la Marina Alta).

En cuanto a Albaladejo, en caso de que fraguase la citada «tercera vía», tiene muchos números de volver a entrar en la Diputación en el cupo de la Vega Baja, donde el PP obtuvo tres diputados provinciales en 2011 –resultado que volvería a repetirse en las próximas elecciones si se mantienen las encuestas conocidas hasta la fecha–. El torrevejense cuenta con el respaldo de su alcalde, Eduardo Dolón, uno de los dirigentes locales del PP con más peso dentro del partido en la provincia, y que preside el comité electoral provincial.

La elección del presidente de la Diputación, no obstante, se realiza en segunda vuelta –primero se eligen los diputados provinciales y luego éstos votan al presidente–, por lo que incluso un acuerdo más o menos cerrado de antemano podría romperse en el último momento.

Luisa Pastor se alinea definitivamente con Fabra y contra Císcar

El PP-Alicante, con señalados y graves problemas en Alicante, Orihuela, Benidorm, Alcoy y Villena, entre otras ciudades, se encuentra ahora con la tensión y enfrentamiento entre Pastor y Císcar por la presidencia de la Diputación Provincial de Alicante

noticia_20349_izdaSegún ha podido saber el periódico digital diario ALICANTE 24 HORAS Luisa Pastor, alcaldesa de San Vicente del Raspeig y presidenta de la Diputación Provincial de Alicante, se ha aliado de forma definitiva con Alberto Fabra, presidente del PPCV y de la Generalitat, en las claras peleas y debates internos que se viven, con aspereza y severidad, por mucho que digan lo contrario dentro del PP-Alicante.

Y es que por mucho que José Císcar, presidente del PP-Alicante, se desgañite con que no toca hablar de candidatos a la presidencia de la Diputación, porque lo cierto y verdad es que el PP aún no ha ganado las elecciones, que se celebran el próximo 24 de mayo, el hecho evidente es que el mismo, cuyo nombre suena con fuerza como posible sustituto de Alberto Fabra si Mariano Rajoy decidiera apartarle de la carrera electoral a la Generalitat, es de los que lleva largo tiempo trabajando por la presidencia de la Diputación Provincial de Alicante que se le escapó por los pelos tras los comicios de 2011.

Pero José Císcar tiene en su recorrido a la presidencia de la Corporación Provincial, de momento, a un severo adversario, como es Alberto Fabra, que se ha pronunciado claramente a favor de que los presidentes provinciales no sean al mismo tiempo presidentes de las Diputaciones y que, asímismo no ha tenido pelos en la lengua para pronunciarse públicamente a favor de Luisa Pastor, en caso de que el PP se alce con la victoria en las elecciones.

Y hay más. La verdadera rivalidad existente entre Alberto Fabra y José Císcar de extraordinarios y señalados desencuentros que está dañando con fuerza al PPCV. Lo mismo que Alberto Fabra habría cuestionado y criticado en privado, según ha podido saber ALICANTE 24 HORAS, en ciudades tan importantes como Alicante, donde la misma Sonia Castedo prefirió negociar directamente su dimisión con Alberto Fabra y apartando a José Císcar, en Benidorm yn donde el PP, con un Manuel Pérez Fenoll impuesto por Císcar, tiene bastante poco que hacer, en Orhuela, donde existe un señalado desencuentro tras los expedientes desde el PP-Alicante contra diversos concejales y el de expulsión contra la presidenta local, Pepa Ferrando, en Alcoy o en Villena, entre otros núcleos poblacionales.

El hecho evidente es que Luisa Pastor, que se ha dado a sí misma un notable en su gestión al frente de la Diputación Provincial de Alicante ya ha manifestado su deseo de continuar al frente de la institución provincial, con el apoyo extraordinario de Alberto Fabra y en contra de las ambiciones y deseos de José Ciscar.

De este modo, por mucho que quieran de demostrar lo contrario, Luisa Pastor se ha alineado con firmeza junto a Alberto Fabra, en este delicado tiempo preelectoral y abandonando las filas del ciscarismo, mientras el PP, el PPCV y el PP-Alicante continúan su desplome, tal como señalan todas las encuestas que se vienen publicando de forma periódica.