Las Brigadas del Departamento de Carreteras de la Diputación de Alicante continúan trabajando para intentar solucionar las incidencias que el temporal de nieve y lluvia

Las Brigadas del Departamento de Carreteras de la Diputación de Alicante continúan trabajando para intentar solucionar las incidencias que el temporal de nieve y lluvia está ocasionando en la red viaria que depende de la institución provincial.

Actualmente, y según el último parte facilitado, en el sector de Alcoy nueve carreteras continúan cortadas y se está trabajando en ellas con máquinas quitanieves: CV-770 (Villajoyosa a la CV-70), CV780 (Jijona a Benifallim), CV781 (Penáguila a Alcoleja), CV785 (Barrranco de la Batalla al Puerto de Tudons por Benifallim y Penáguila), CV787 (Benifallim a Benilloba), CV788 (Camí del Dubots), CV794 (Bocairent a Alcoy por Sierra Mariola), CV797 (Alcoy a la Font Roja-) y CV7970 (Acceso a la ermita de San Antonio) .

En el sector Villajoyosa se circula con precaución por hielo y nieve en las CV757 acceso a Beniardá, CV7560 acceso a Abdet y CV7681 acceso a Benifato. La CV770, Villajoyosa a la CV70 Por Sella y Alcoleja, está cortada por hielo y nieve.

En el sector Pego, se circula con precaución con uso de cadenas en la CV712 de Margarida, en Planes, a Pego por Vall de Alcalà y Vall de Ebo, mientras que permanece cortada por nieve la CV713 Margarida a Tollos.

Por otra parte, y según informan las brigadas que están trabajando en el sector Villena nueve carreteras continúan cortadas y otras tres están abiertas (CV807 Biar a Cañada, CV8014 Villena a Peñarrubia y CV816 Castalla a la Barranca) aunque sigue nevando. La cerradas son: CV656 (Fontanares a la A31), CV657 (Fontanares a Beneixama), CV802 (de intersección de la CV80 en Onil a la CV801 en Ibi), CV803 (de Onil a la CV795 en Banyeres), CV808 (de la A31 a Estación FFCC La Encina), CV812 (Acceso a Las Virtudes en Villena), CV813 (Villena a la CV836 en Pinoso), CV7940 (Acceso a Camp de Mirra) y CV8170 (Castalla a los Yesares).

En el sector Novelda, están cortadas las CV841 (Algueña a I.P de Murcia), CV839 (acceso a La Solana en La Algueña), CV838 (acceso a Casas del Señor en Monóvar), CV833 (Elda a Sax), CV842 (de la CV840 a la Umbria de Algayat en La Romana) y CV873 (Albatera a Hondón de los Frailes).

Finalmente, en el sector Alicante se circula con dificultad en un tramos de la CV780 (Jijona a Torremanzanas) CV810 (Jijona a la carretera de Alicante a Castalla) y CV798 (de Ibi a Tibi)

En todas estas carreteras están trabajando las máquinas quitanieves de la Diputación de Alicante.

Medio Ambiente estudia construir embalses para aprovechar las lluvias tras los temporales uno de ellos en el Rio Seco

El director general del Agua, Manuel Aldeguer, se reúne con Riegos de Levante Margen Derecha para que las ramblas no se pierdan en el mar

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente se comprometió ayer, ante la comunidad Riegos de Levante Margen Derecha, que engloba a unas 3.500 hectáreas de cultivos de regadío en el corazón de la Vega Baja, a estudiar la construcción de medianos y pequeños embalses para aprovechar las crecidas que se producen tras las fuertes precipitaciones como las del reciente temporal de diciembre. Este plan se quiere extender a la mayor parte de las ramblas, riachuelos y ríos de toda la costa alicantina, de norte a sur de la provincia, según explicó ayer a este diario el director general del Agua de la Generalitat Valenciana, Manuel Aldeguer, tras la cita con José Antonio Andújar.

Este encuentro tuvo lugar pocos días después de que el pasado 19 de diciembre, en el epicentro de la última gota fría que ha dejado en la provincia de media lluvias de 200 litros por metro cuadrado y que en algunos puntos de la Marina Alta y de El Comtat llegaron a 500 litros por metro cuadrado, el secretario general de La Unió de Llauradors, Ramón Mampel, instara de nuevo al Ministerio y a la Conselleria de Agricultura el diseño de una red de miniembalses para almacenar un agua que en estos momentos va directamente al mar, como se puede comprobar, por ejemplo, en el río Segura o en el río Seco, en la desembocadura de El Campello, convertido durante unas semanas en un pequeño paraíso natural frente al mar.

Aldeguer asegura que ayer se reunió con Aldeguer (quien presidió el Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura hasta el pasado 15 de diciembre, cargo que asumió en septiembre de forma provisional tras el fallecimiento repentino de José Manuel Claver) con el fin de analizar precisamente el diseño y financiación de esos pantanos y embalses artificiales.

Se trataría de pantanos de tamaño medio capaces de almacenar entre uno y tres millones de metros cúbicos. El primero del estudio de consultoría y viabilidad se realizará para un embalse cerca de la desembocadura del río Segura, que también está registrando una importantísima crecida en las últimas dos semanas.
La comunidad Riegos de Levante Margen Derecha da servicio a los municipios de Los Montesinos, San Miguel de Salinas, Torrevieja, Guardamar, Rojales y Almoradí, según explica Aldeguer, quien fue comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura con el Gobierno de Zapatero y ha estado siempre vinculado a la problemática hídrica de la Vega Baja y el resto de la provincia. «Hemos quedado en ultimar los detalles con Riegos de Levante y vamos a pedir ya a los servicios técnicos de la Conselleria un estudio de consultoría, porque estamos hablando de que se requieren superficies de no menos de cien mil metros cuadrados, o incluso más, y excavaciones de veinte metros de profundidad», detalla Manuel Aldeguer.

El director general del Agua recoge no solo la propuesta que lanzó hace unos días el secretario de la Unió de Llauradors, sino también la de Riegos de Levante en la Vega Baja y su intención es extender el plan de miniembalses a todo el litoral de la provincia de Alicante. «Sería muy enriquecedor, sobre todo para el norte de la provincia, donde más se desaprovecha el agua tras las crecidas por las tormentas; yo lo veo viable y razonable», añade. Aldeguer explica que hasta el río Seco de la Vega Baja, una rambla que desemboca en Campoamor, también porta agua estos días de manera muy inusual. El otro río Seco, el que nace en el río Verde de Ibi, Coscón de Jijona y La Torre, registra mucho más caudal.

Las lluvias dejan hasta 45 litros por metro cuadrado y anegan el litoral de Alicante

Benidorm, Altea y otras poblaciones de la Marina han tenido que cortar calles y avenidas por la acumulación de caudal y en El Campello, como cada año, saltaron las trapas.

2Las lluvias han dejado en las últimas horas hasta 45 litros por metro cuadrado en varios puntos del litoral de Alicante, especialmente en las comarcas de la Marina Alta y Baja, donde se han registrado inundaciones en municipios turísticos como Denia, Altea o Benidorm, y también en Torrevieja. Numerosas calles, avenidas y pasos subterráneos de estas poblaciones han quedado anegados, por lo que se ha tenido que cortar la circulación al tráfico rodado. Se prevé que las precipitaciones sigan cayendo con fuerza mañana martes en la Comunidad Valenciana, según Aemet.

Así, Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones AEMET, ha avisado que estas precipitaciones fuertes en el litoral de Valencia y Alicante, con lluvias acumuladas que pueden alcanzar 40 l/m2 en una hora, continuarán registrándose mañana martes.

No obstante, señala que en esta época final del verano resulta difícil el pronóstico de los fenómenos tormentosos, en especial en el litoral mediterráneo, por lo que se aconseja mantenerse informado, en todo momento, de la posible evolución de los cambios meteorológicos, así como si se realizan actividades o se permanece al aire libre.

Además, el agua ha provocado algunos incidentes en la provincia. El desprendimiento de un talud junto a la carretera autonómica CV-810 a la altura de Mutxamel ha obligado a cortar uno de los carriles, según la cuenta de Twitter de Emergencias de la Generalitat Valenciana. El desprendimiento se ha producido en el kilómetro 3 de la citada vía y, a continuación, las piedras han comenzado a ser retiradas de la calzada.

A se suma a otros episodios parecidos en las últimas horas en la provincia alicantina, como un deslizamiento de terreno ayer en el kilómetro 7 de la CV-920, en Benejúzar, y otro previo en la CV-950, que dirige al pantano oriolano de Torremendo, entre esta pedanía y Vistabella