Turisme y el Instituto para la Calidad Turística Española: nueva marca ‘S’ de sostenibilidad turística

– Se ha organizado una jornada técnica dirigida a asociaciones turísticas en Sagunto, donde se han detallado sus requisitos y beneficios

– El restaurante valenciano Casa Montaña ha sido la primera empresa en conseguir esta distinción a nivel nacional y autonómico

Turisme Comunitat Valenciana y el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) trabajan conjuntamente con el sector turístico de las tres provincias para implantar la nueva marca ‘S’ de sostenibilidad turística.

Se trata de una nueva norma técnica de sostenibilidad, diseñada por el ICTE para las organizaciones turísticas, que pretende dar respuesta a las empresas, destinos y gestores públicos en su voluntad de cumplir los criterios de sostenibilidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este trabajo previo de estudio e implantación de la nueva certificación en la Comunitat Valenciana, ambas entidades han organizado una jornada técnica que ha congregado en el Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana, en Sagunto, a representantes de las Asociaciones Empresariales del Consejo de Turismo de la Comunitat Valenciana y de las delegaciones ICTE provinciales.

El objetivo de esta sesión ha sido dar a conocer de primera mano la iniciativa del ICTE relativa a la certificación S de sostenibilidad, así como detallar los compromisos que se adoptan y los beneficios que se derivan de la misma.

Por otra parte, se pretende promover esta iniciativa a través de una experiencia piloto que se realizará en la oferta turística de la Comunitat Valenciana en el marco del convenio de colaboración entre Turisme y el ICTE en 2022. El convenio cuenta con una dotación presupuestaria de 120.000 euros este año, 40.000 euros más que en 2021.

En esta jornada ha participado el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, y el director del ICTE, Fernando Fraile, quien ha explicado los requisitos técnicos de las especificaciones de dicha certificación. Además ha estado presente María García, gerente de Casa Montaña, el primer restaurante certificado recientemente, ubicado en el Cabanyal.

Francesc Colomer ha animado al sector a «aventurarse en esta nueva certificación», que a su parecer «es una idea brillante que no nos debe pesar, sino marcar el camino».

En este sentido, ha recordado las últimas aportaciones impulsadas por Turisme Comunitat Valenciana dirigidas al sector empresarial para el cumplimiento de los ODS, como la guía con las 100 recomendaciones ODS para empresas turísticas y el ‘Decálogo del Turista Responsable’, disponibles en www.turisme.gva.es.

El director del ICTE ha explicado la importancia de que el sector turístico pueda contribuir al cumplimiento de los ODS y que «la nueva marca S de sostenibilidad acredita que las organizaciones turísticas garantizan su contribución a estos objetivos y a su implantación».

Requisitos y beneficios de la nueva marca ‘S’

La marca S de Sostenibilidad Turística se obtiene cuando la organización turística cumple al menos una de las dos normas siguientes: la especificación técnica de Cumplimiento con los ODS o la Norma UNE-ISO 21401-2019 de Sistemas de Gestión de Sostenibilidad para alojamientos.

Cabe destacar que cualquier organización pública o privada perteneciente a sectores turísticos como alojamiento, agencias de viaje, alojamientos rurales, balnearios, campings, destinos, espacios naturales, guías de turismo, museos, playas y otros servicios turísticos, puede optar a esta nueva certificación, que deberá ser renovada anualmente a través de una auditoria externa.

La implantación y su consecuente certificación de esta nueva marca constituye un elemento diferenciador que aporta un valor añadido a la organización, mejorando su imagen y reputación.

El Instituto Valenciano de Finanzas presenta las líneas de ayudas al sector turístico en Invat·tur

El director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, y el director de Estrategia Territorial Turística, Josep Gisbert, han presentado ante medio centenar de empresarios y asociaciones turísticas de la Comunitat Valenciana la nueva estrategia del Gobierno valenciano para la financiación de las empresas.

Illueca ha adelantado que el IVF destinará este año 50 millones de euros anuales, en total 150 millones en tres años, en forma de subvenciones a préstamos y préstamos participativos para los sectores productivos valencianos, entre ellos el turístico.

Manuel Illueca ha explicado que el IVF ha puesto en marcha estas ayudas con el fin de corregir fallos de mercado en la prestación de servicios financieros, canalizar la oferta pública de financiación hacia proyectos de la Comunitat Valenciana y favorecer la utilización del crédito como herramienta política con fondos reembolsables en lugar de subvenciones. Illueca ha destacado «el marcado carácter social de estas ayudas».

Los instrumentos de financiación propuestos desde el IVF para las empresas turísticas valencianas depende del tamaño de las mismas (autónomos, microempresas, pymes y grandes empresas) y van desde microcréditos a préstamos participativos y préstamos ordinarios.

En este sentido, las características de la financiación son préstamos con plazos de amortización hasta quince años y carencias de hasta tres para devolver el principal, dar soluciones financieras a medida en función del plan de negocio y del proyecto a financiar con la posibilidad de cofinanciación con otras entidades bancarias.

Los préstamos ordinarios pueden alcanzar hasta 5 millones de euros (el 75% de la inversión). La línea de préstamos con aval oscila entre los 12.000 y 350.000 euros. Y la de préstamos participativos para innovación va de los 25.000 a los 150.000 euros.

El director de Estrategia Territorial de la Agència Valenciana del Turisme, Josep Gisbert, ha explicado que «en Benidorm comienza un periplo que nos llevará por todo el territorio valenciano para explicar las ayudas del IVF al sector turístico de la Comunitat, uno de los sectores productivos más importantes para el economía valenciana».