El ballet de Jéssica Fabra en la Casa de Cultura

«Kaizen» es el espectáculo que este domingo, 6 de marzo, nos ofrece el Ballet de Jéssica Fabra en el auditorio Pedro Vaello de la Casa de Cultura, a partir de las 18:30 y con dos horas de duración.
Es una obra nacida en la necesidad de concienciación social a través del arte. La mejora que se persigue en todo momento. Nuestro planeta está en peligro, ¿estás preparado para la verdadera evolución?
Entrada gratuita con invitación. Reservas en www.instanticket.es y presencialmente en la conserjería de Casa Cultura, horario de lunes a viernes de 10:00 a 13:00 horas y de 18:00 a 21:00 horas. Sábado de 10:00 a 13:00 horas, y por la tarde hasta hora y media antes de la actuación.

En Madrid se da por hecho que Isabel Bonig será la presidenta del PPCV

Así lo expondrán hoy Císcar, Moliner, Betoret y Barberá al vicesecretario nacional de organización. Madrid aceptará a la persona consensuada

86060640--490x562La actual coordinadora general del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, se vislumbra como la persona de consenso para relevar a Alberto Fabra tanto como portavoz parlamentario en Les Corts como en la Dirección regional del partido. Así será propuesta, al parecer, hoy mismo al vicesecretario nacional de organización, Fernando Martínez Maillo, por los presidentes provinciales y la exalcaldesa de Valencia en la entrevista que mantendrán cada uno por separado.

Javier Moliner, José Císcar, Vicente Betoret y Rita Barberá cumplirán así los deseos de la Dirección nacional de designar una persona de consenso que, transitoriamente, releve a Alberto Fabra, de tal forma que Mariano Rajoy pueda llevar a cabo la campaña electoral de las generales sin tener al lado a los perdedores, según explicaron a LA RAZÓN fuentes del PP nacional.

Los representantes del PP valenciano saben que Madrid no va a imponer ni proponer al sustituto, que no se va a producir el tradicional «dedazo» y que aceptará a quien acuerden. Se trata de efectuar un relevo tranquilo, sin ruido interno ni mediático, ofreciendo una nueva cara para estos meses hasta que, finalmente, se decida de forma definitiva en el Congreso regional, ya en 2016, quién dirigirá al PPCV en los próximos años.

Por su parte, el expresidente Alberto Fabra, dijo ayer que «no era amigo de dedazos» para designar a quién debía ser su sucesor al frente del partido, y que estaría a disposición de la Dirección nacional del PP para hacer la transición de la forma más conveniente.

La renovación de NNGG

Las propuestas que ha trasladado Nuevas Generaciones de Alicante a la Convención Provincial que comenzó ayer incluyen la petición de incorporar la regulación de las Primarias en la Ley de Partidos para evitar «pantomimas». Piden también que se limiten los mandatos a un máximo de ocho años, reducir el número de aforados, una reforma de la ley electoral y de la financiación de partidos políticos y sindicatos.
Los jóvenes del PP no exigen la desmantelación del Senado, pero sí reclaman que éste sea «productivo y activo» y con menos representantes. De hecho, consideran que la Administración» debe tener su tamaño justo».

Fabra: «Ya estoy en modo candidato»

El líder del PPCV ha explicado que Cospedal le ha comunicado por teléfono que se iba a confirmar su candidatura.José Císcar e Isabel Bonig serán los cabezas de lista autonómicos en Alicante y Castellón

resizerEl president de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, será el candidato de su partido a la Presidencia del Gobierno regional en las elecciones del 24 de mayo, y Rita Barberá será, además de candidata a la alcaldía de Valencia, número dos de la lista para las autonómicas.

Antes de asistir a un acto conmemorativo del día de la mujer en la sede del partido, y apenas una hora antes de que el comité electoral regional lo proponga, Fabra ha dicho que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, le ha informado personalmente por teléfono de que el comité electoral nacional, que se reúne mañana, aprobará su candidatura.

Alberto Fabra encabezará la lista por Valencia, con la alcaldesa, Rita Barberá, como número dos; mientras que la coordinadora general del PPCV y consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, irá de número uno por Castellón; y el vicepresidente del Consell y presidente del PP alicantino, José Císcar, liderará la lista en esta provincia.

Será la primera ocasión en la que Alberto Fabra encabece la candidatura autonómica del PP valenciano, ya que accedió a la presidencia de la Generalitat en julio de 2011 tras la dimisión de Francisco Camps.

El Comité Electoral Regional también ha sido informado de las propuestas de los comités provinciales para que al alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, opte a la reelección, al igual que el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, y que la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana , encabece la lista del PP en la ciudad de Alicante.

Fabra, quien ha llegado acompañado de la práctica totalidad de su equipo de gobierno, ha sido aplaudido por quienes les esperaban en la sede del partido, entre ellos, numerosos diputados autonómicos y alcaldes.

Ha señalado que si hace unos días decía que estaba «en modo espera», hoy está «ya en modo candidato», y ha explicado que Cospedal le ha comunicado por teléfono que se iba a confirmar su candidatura, por lo que le ha pedido que se reuniesen los órganos del partido para elevar la propuesta.

Preguntado por cómo había recibido la noticia, Fabra ha dicho estar «tranquilo y contento como siempre» y ha añadido que «cada vez están más cerca las fechas electorales, siempre hay más nervios y está la necesidad de que las cosas queden claras».

En referencia a si lo había celebrado de alguna forma, ha indicado: «Bueno, con los compañeros en Presidencia», pero ha señalado que lo importante es «seguir trabajando, comprometidos. Hemos hecho muchas cosas en tiempos muy difíciles», ha reivindicado.

Tras la reunión del Comité Electoral Regional, su presidenta, María José Català, ha explicado a los periodistas que la decisión de proponer a Fabra como candidato a la Generalitat y como cabeza de lista por Valencia se ha tomado por unanimidad.

Preguntada por quién ha tomado la decisión de que Fabra sea el candidato, ha respondido: «Nosotros tenemos comunicación con la dirección del partido y cuando nos piden que les demos una propuesta, nos hemos reunido y hemos tomado los acuerdos necesarios para remitirlos a Génova».

Sobre la llamada de María Dolores de Cospedal a Alberto Fabra, Català ha reconocido que la convocatoria del Comité Electoral Regional no se ha producido hasta después de esa llamada, pero ha precisado: «Se ha hecho cuando Génova nos ha pedido una propuesta sin más, sin especificar».

Sobre el hecho de que Fabra encabece la lista por Valencia, a pesar de ser natural de Castellón, Català ha explicado que se trata de una tradición en el PP, como lo es el hecho de la alcaldesa de Valencia vaya de número 2, y dicho que se han hecho las cosas «como solemos hacerlas».

Por su parte, Sánchez Zaplana ha pedido prudencia hasta que las candidaturas sean oficiales, pero ha reconocido que está «contenta» pues ha formado parte del Ayuntamiento de Alicante casi 14 años, como concejala y teniente de alcalde, por lo que conoce la ciudad y el ayuntamiento.

Si finalmente es propuesta como candidata, ha dicho que trabajara por la ciudad y sus ciudadanos, como ha hecho los últimos años.

Císcar quiere presentarse a las municipales para aspirar a la Diputación y Fabra lo cuestiona

A escasos días de que se agote el plazo de presentación de candidaturas, con Mariano Rajoy silente y dañando al PPCV, existe una tremenda lucha. Fabra quiere que Císcar vaya al Congreso y el presidente del PP-Alicante busca colocarse para la Diputación

NERVIOS, TENSIONES, CODAZOS Y EXPECTATIVAS

ciscar--644x362A estas alturas continúa una impresionante disputa entre Alberto Fabra y José Císcar de cara a la conformación de las listas municipales y autonómicas en Alicante. Todo porque el impresionante mutismo, silencio, sigilo y desgarradora actitud de Mariano Rajoy con y contra el PPCV y la Comunitat Valenciana, que tiene tremendamente disgustados a todos los dirigentes del PPCV, ha fomentado, sobre todo en las últimas semanas, una excepcional lucha y pelea entre Fabra y Císcar.

Y es que Alberto Fabra que cuenta prácticamente ya con todas las papeletas para ser candidato a la Generalitat, salvo que el dedo divino de Mariano Rajoy haga lo contrario, antes de que se cierre el plazo de presentación de candidaturas, ya tiene completamente decidida su más firme apuesta por la continuidad de Luisa Pastor, que se ha pasado con armas y bagaje del ciscarismo al fabrismo, al frente de la Diputación Provincial, mientras trata de evitar la presentación de José Císcar en las listas municipales y frenar, así, de forma impetuosa, su candidatura a la Institucion alicantina.

Unos días ya de extrema tensión, de nervios, de deslealtades, de traiciones, de conspiraciones. Al tiempo que José Císcar ya trata de colocarse en la lista del Ayuntamiento de Teulada, donde el fabrista Antoni Joan Bertomeu no le aceptaría, salvo orden expresa, o en la de Alicante, donde Miguel Valor, casi casi candidato definitivo a la alcaldía, también apoyado expresamente por Alberto Fabra, tampoco quiere al presidente provincial del PP en su hipotética lista.

Las tensiones ya desveladas en las últimas semanas, han aumentado cuando hicimos público desde estas páginas que Alberto Fabra está tratando de enviar a José Císcar como cabeza de lista al Congreso de los Diputados en las elecciones de noviembre, y, de esta forma, alejarlo el máximo posible de Alicante.

No obstante, como ya hemos apuntado en otras ocasiones, el debate de la presidencia de la Diputación, si es que el PP se alza vencedor de las elecciones, se podría aplazar hasta después de las mismas. Porque lo que sí parece absolutamente claro es que la dirección nacional del PP, que ya ha proclamado por activa y por pasiva que la Comunitat Valenciana ya está perdida, tendría más decidida la inmediata sustitución de Alberto Fabra, si no se hace con las riendas de la Generalitat, y que sería sustituido por Isabel Bonig, Coordinadora Regional del PPCV, tras el consenso alcanzado entre Rita Barberá alcaldesa de Valencia, José Císcar, presidente del PP-Alicante, y Alfonso Rus, presidente del PP-Valencia.

Pero José Císcar también se encuentra de lleno en tratar de encabezar a la vez la lista del PP-Alicante a Les Corts y tratando de ser el sustituto de Fabra al frente del PPCV, si el mismo, como hemos señalado, no siguiera gobernando la Generalitat.

Toda una pelea interna que está generando severos desencuentros mientras Alberto Fabra ya ha insistido en que, si es designado finalmente candidato a la presidencia de la Generalitat está dispuesto a revisar con lupa todos los nombres de todas las listas del PP-Alicante.

Si Fabra no alcanza la Generalitat sería sustituido por Isabel Bonig al frente del PPCV

Mientras Mariano Rajoy sigue castigando con su silencio al PPCV, de forma impertérrita, lo que está quemando al partido, ya se habla de que la dirección nacional apoya a Bonig como recambio si Fabra no accede a la presidencia de la Generalitat

noticia_20570_izdaQue el PPCV está hecho un impresionante manojo de nervios, tanto por el durísimo comportamiento de Mariano Rajoy con los populares valencianos que tanto se juegan, como por los resultados de todas las encuestas, es algo que todos conocemos. Y mientras Alberto Fabra, que se está partiendo la cara desde hace meses, y que sabe que será el candidato a la Generalitat, salvo error, omisión u otra decisión de Mariano Rajoy, la dirección nacional del PP no tiene el menor empeño en seguir repitiendo hasta la saciedad, que si el presidente del PPCV no logra hacerse con las riendas de la Generalitat en los comicios del 24 de mayo sería sustituido de inmediato por Isabel Bonig, Coordinadora Regional de los populares valencianos, con el apoyo de Rita Barberá, José Císcar y Alfonso Rus, presidente del PP-Valencia.

Una situación que ha puesto carísima la campaña electoral que le espera a Alberto Fabra mientras, en medio de los mutismos de Mariano Rajoy, se alientan y avivan las conspiraciones, los codazos, los nervios, las deslealtades internas.

Porque ante los crueles silencios de Mariano Rajoy, las maniobras de la dirección nacional del PP y los resultados de las encuestas, que llevan poco camino de equivocarse, no parece si no que el PPCV, con Alberto Fabra a la cabeza, lo va a tener muy dificil, porque a estas alturas, con la que está cayendo, todo hace presumir que la Comunitat Valenciana, con datos a pie de muestreo, podría caer en manos de un Frente Popular de Izquierdas conformado por un Cuatripartito, con mayúsculas, entre el PSPV-PSOE, Compromís, Esquerra Unida y PODEMOS. Partidos que, hasta donde tenemos conocimiento, están trabajando ya bajo cuerda en un hipotético acuerdo que desalojara a Alberto Fabra y al PP de la Generalitat, a quienes no les bastaría ni una hipotética alianza postelectoral con Ciudadanos y UPyD si es que sobreviven a la dificilísima coyuntura socioelectoral en la Comunitat Valenciana, como en todas partes.

Y es que el impresionante cabreo ciudadano con las políticas económicas del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero y del PP de Mariano Rajoy, crujiendo a impuestazos a la clase media y más desfavorecidas, con cuatro millones y medio de parados, con decenas de miles de setecientos euristas, están pasando un ajuste de cuentas a las actitudes adoptadas por ambos gobiernos.

De aquí al 24 de mayo, fecha de la cita electoral, queda mucho camino por recorrer. Tanto que Mariano Rajoy, que intenta allarnar su camino al máximo hacia las elecciones generales, que se disputan en noviembre próximo, sabe que el voto y la ayuda de la Comunitat Valenciana es de una extrema necesidad para sus intereses personales y pereonalistas en detrimento, queda claro, de la imagen de Alberto Fabra.

Lo que saben los fabristas y los antifabristas, que de todo hay en la viña del Señor. Y mientras Mariano Rajoy, que necesitó tres elecciones, tres, lo que se dice pronto, trata de ganar terreno a costa de lo que sea es consciente de que la dirección nacional del PP en la que el mando supremo lo ejerce él mismo, tiene que cambiar a Alberto Fabra si pierde la convocatoria de mayo.

Mientras tanto, con los nervios por bandera y como denominador común, el PPCV es un auténtico polvorín, por mucho que Alberto Fabra y las direcciones provinciales traten de obviar un problema que les va a generar, a buen seguro, severas convulsiones tras los comicios, en función de muchos resultados y necesidad de coaliciones.

La presidencia, por ejemplo de la Diputación Provincial de Alicante, es un ejemplo significativo. Luisa Pastor, apoyada por Alberto Fabra, sría la candidata, pero si el presidente del PPCV no se mantiene en la Generalitat, podría serlo José Císcar. Lo que hace que la partida de ajedrez esté causando durísimos estragos en quienes ahora, cuando les hablas del complejo panorama del PPCV, tratan de poner cara de póker y decir que todos se llevan estupendamente, que son una piña y que van a ganar.

Las grandes mentiras de la política mientras Alberto Fabra por mucho que sepa que va a ser el candidato oficial al final, lo que ya apuntamos el pasado dieciocho de enero, sabe que se encuentra en medio de un durísimo escenario, con muy poca ayuda desde Madrid con mínima ayuda desde determinados ámbitos del PPCV y que, si todo va a peor a lo mejor no presiden la Diputación de Alicante por ejemplo, ni Luisa Pastor ni José Císcar si no alguien de otro partido.

Génova veta para ser candidatos en Alicante a todos los ediles desde 1995

Las candidaturas municipales en Valencia y Castellón, con Rita Barberá y Alfonso Bataller, están ya decididas; Fabra constituirá el comité electoral el martes, aunque asume que debe esperar

sede-pp-genovaLa dirección nacional del PP está decidida a aprovechar la elaboración de las candidaturas municipales para dar portazo definitivamente a la etapa de los exalcaldes de Alicante Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ya ha trasladado a los populares valencianos que Génova no aceptará como alcaldable a ningún candidato que haya sido concejal en el Consistorio alicantino en los últimos veinte años, desde que Alperi llegó a la Alcaldía en 1995.

El pasado mes de noviembre, el PP buscaba a su futuro candidato lejos del Ayuntamiento alicantino desde antes incluso de que Sonia Castedo dimitiese como alcaldesa. Sin embargo, la buena acogida que mereció en la ciudad la llegada a la Alcaldía de Miguel Valor disparó las especulaciones sobre la posibilidad de que éste encabezase la candidatura el próximo mes de mayo, para dimitir unos meses después en favor de su «número dos» –puesto para el que se cotizaba al alza el director general de la Cámara de Comercio, Carlos Mazón–.

No obstante, esta misma semana Génova ha ido un paso más allá, y ha vetado directamente a cualquiera que haya sido concejal por el PP desde 1995 para liderar la candidatura –distinto es que algún concejal actual o exconcejal pueda repetir en la lista–. Un criterio que descabalga a Miguel Valor, pero también a la consellera Asunción Sánchez Zaplana y al edil Carlos Castillo, cuyos nombres han estado en algún momento de los últimos meses sobre el tapete.

Sin dudas en torno a Fabra
Las dudas en torno a la candidatura alicantina, de hecho, contribuyen a retrasar el trámite de designar a los candidatos en Valencia y Castellón –dado que la intención del partido es nombrarlos de una tacada–, pero también al propio Alberto Fabra como candidato autonómico. A estas alturas existen pocas dudas sobre la candidatura del presidente de la Generalitat a retener el cargo, y las de Rita Barberá en Valencia y Alfonso Bataller en Castellón están más que garantizadas. El trámite queda pendiente de que se tome una decisión definitiva en Alicante.

No obstante, el presidente regional ha convocado al comité ejecutivo del PPCV para el próximo martes, con el objetivo de constituir ya el comité electoral autonómico, que debe remitir la propuesta de su candidatura, así como las de los alcaldables de las capitales de provincia, al órgano nacional. El objetivo es que el comité electoral regional esté activado cuando reciba «luz verde» de Génova para proponer a Fabra, Barberá, Bataller y el elegido en Alicante, y de esta forma acortar los plazos –bastante dilatados ya–.

El «no» de Montesinos
Según las fuentes consultadas por ABC, Génova empezó a trabajar en el candidato a la Alcaldía de Alicante meses antes de que Castedo dimitiese, dado que había quedado sentado que no iba a repetir. Así, la opción preferida por la dirección nacional del partido era la diputada nacional Macarena Montesinos. No obstante, la hija del histórico fundador de Alianza Popular en la Comunidad –que hace dos legislaturas fue propuesta sin éxito por la dirección provincial como relevo de Alperi– dio un paso atrás.

El PP maneja ahora varias opciones, entre las que destacan el director de la Cámara de Comercio, Carlos Mazón –bien visto en Madrid y Valencia–, y el subdelegado del Gobierno en Alicante, Alberto Martínez, que se postuló el pasado jueves y tiene el respaldo de amplios sectores del PP provincial. Según las fuentes consultadas, no obstante, estos no son los únicos aspirantes con opciones de convertirse en candidato. De hecho, el primero tiene en su contra los recelos que aún despierta en algunos sectores del partido, y el segundo su perfil poco político.

Rajoy evita respaldar a Fabra como candidato en su visita a Valencia

Las malas expectativas del PP en la Comunidad Valenciana complican la decisión de Génova

1423143326_580807_1423145703_noticia_normalEl presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha evitado hoy respaldar a Alberto Fabra como candidato a la presidencia de la Generalitat valenciana en las elecciones del próximo mes de mayo. Rajoy ha visitado este mediodía la compañía Ford de Almussafes (Valencia), que cumple sus 40 años de funcionamiento, junto al presidente mundial de la firma automovilística, Mark Fields. Un acto en el que han estado presentes el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente provincial del PP y de la Diputación, Alfonso Rus, entre otros dirigentes del partido.

Con todas las miradas pendientes de cualquier gesto que permitiese adivinar si Fabra será finalmente, o no, candidato en las elecciones de mayo, Rajoy se ha blindado ante las especulaciones midiendo cada gesto y cada palabra. Su discurso se ha centrado en la recuperación económica y ha evitado cualquier referencia personal, más allá de las protocolarias, al presidente valenciano, cuya candidatura es cuestionada, en privado, por importantes cargos como Rita Barberá y Alfonso Rus. Tan solo al finalizar el acto y, tras haberse realizado la foto oficial del acto Rajoy y Fields junto a un coche Ford, el presidente ha hecho un gesto a Fabra para que se sumase a una nueva serie de fotografías en las que han posado con los principales directivos de la multinacional automovilística y el presidente de la Generalitat.

Fuentes del PP valenciano consideran que, a medida que pasan los días, Fabra gana puntos como cartel electoral, pese a las presiones del sector crítico que apuesta por otro perfil como el de la coordinadora general del partido en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig.

Las malas expectativas electorales que arrojan los sondeos están en la raíz de la indefinición de Génova para designar ya a su candidato en la Comunidad Valenciana. Para un sector de los populares valencianos, la elección debería ser una apuesta de futuro para recuperar el Gobierno si no se obtiene mayoría suficiente para conservar la Generalitat el próximo mes de mayo. Para otros, Fabra, que sustituyó a Camps tras dimitir por el caso Gürtel en julio de 2011 al principio de la legislatura, debería cerrar el ciclo y, si no revalida la mayoría que heredó, asumir el coste de la derrota.

Durante el acto en la factoría Ford, el presidente Fabra se ha situado junto al presidente mundial de la compañía del automóvil, dos puestos a la derecha de Rajoy, que ha colocado a su espalda (tal y como ya ocurrió en la convención nacional del PP) a la alcaldesa de Valencia, que tenía a su izquierda a Rus. El presidente del Gobierno se ha mostrado relajado durante todo el acto, pero sin hacer ningún guiño de complicidad con ninguno de los cargos valencianos.

Tras la visita a Ford, Rajoy, Fabra y Barberá se han dirigido a un céntrico hotel de Valencia para mantener un almuerzo con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) para hablar de la situación económica.

La oposición apunta también a Fabra por la compra de Valmor

Socialistas y Esquerra Unida destacan que la investigación del TSJ sobre Camps confirma sus denuncias

Barbera-Alberto-Fabra-Bernie-Ecclestone_EDIIMA20131011_0419_5La admisión por el TSJ de la querella presentada pro la Fiscalía Anticorrupción confirma los hechos recogidos en las denuncias que la originaron, coincidieron este martes en resaltar el PSPV-PSOE y Esquerra Unida del país Valencià (EUPV), las dos formaciones que las presentaron. Desde ambas fuerzas políticas se señala también a una eventual responsabilidad judicial del jefe del Consell, Alberto Fabra, por la compra de la empresa Valmor Sports, que se adoptó ya bajo su mandato y obligó a las arcas públicas a asumir cerca de 40 millones de euros en deudas.

«Los hechos denunciados por los socialistas y toda la documentación aportada son ciertos», aseguró al diputada Eva Martínez, que junto al también diputado del PSPV Josep Moreno presentó una de las denuncias. Según la parlamentaria, la decisión adoptada por el TSJ, que afecta al expresidente Francisco Camps, la exconsejera Lola Johnson y el expiloto Jorge Martínez Aspar, «es tan solo la antesala a la imputación del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra por la compra de Valmor». Martínez, que calificó lo ocurrido con la Fórmula 1 como «la gran estafa valenciana», criticó que Fabra no haya querido dar explicaciones por un fraude que «empezó Camps y lo ha culminado Fabra».

«Deben depurarse responsabilidades pro la mayor estafa que hemos sufrido los valencianos y valencianas en los últimos años», dijo el portavoz parlamentario de Esquerra Unida, Ignacio Blanco, que recordó, que Camps dijo que la Fórmula 1 no costaría un euro «y al final han sido más de 300 millones». Blanco añadió que «esa ruina nos la han endosado a todos los valencianos y valencianas pro una decisión del Consell de Alberto Fabra». El diputado consideró también que al decisión del TSJ «valida» el trabajo político de su grupo, «que fue el primero en hacer públicos los contratos de la Fórmula 1, tanto el de Ecclestone con Valmor, como los sucesivos con Circuito del Motor y con la Sociedad de Proyectos temáticos».

Fabra sobre PODEMOS: No hay alternativa real, aprovechan el enfado de muchas personas

El presidente de la Generalitat advierte: Enfrente solo vemos mucho ruido y especialmente, y es lo que más me molesta, es que no pierden la oportunidad de hablar mal de la Comunitat Valenciana buscando un interés partidista

fotonoticia_20150123055741_644El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha señalado este lunes, ante el mitin de Podemos en Valencia que congregó a más de 8.000 personas, que hay alternativas que lo único que hacen es aprovechar el enfado de muchas personas, pero que no tienen propuestas ni alternativas real.

Fabra ha mostrado al respecto su preocupación porque en esas alternativas no hay propuestas, no hay alternativa real, sino simplemente la necesidad de recoger ese enfado.

Por contra, ha destacado que desde el PP van a seguir trabajando como hasta ahora. Hemos pasado lo peor, hemos tenido que hacer muchos sacrificios porque había muchos menos ingresos, pero lo importante es que hayamos cambiado la tendencia y ahora se esté hablando de crecer y de generar empleo, ha recalcado.

Sin embargo, ha advertido, enfrente sólo vemos mucho ruido y especialmente, y eso es lo que más puede molestar, es que no pierden la oportunidad de hablar mal de la Comunitat Valenciana únicamente intentado buscar un interés partidista.

En ese sentido, ha argumentado que hay muchas maneras de criticar, pero desde las propuestas, las alternativas y programa y para ello no hay que poner siempre delante la imagen de la Comunitat Valenciana. Pero alguno no le preocupa, piensan que todo vale con tal de echar al PP del Gobierno, ha recriminado.

Se tiene que hacer con propuestas, alternativa y programas y es lo que no hemos escuchado desde la oposición y utilizan siempre una mala imagen de la Comunitat valenciana en beneficio propio y eso es un gran error, ha advertido.

Fabra: “No temo acabar imputado, hicimos lo que teníamos que hacer”

El presidente, confiado en que será designado candidato del PP en febrero

1311190707942El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, cuestionó ayer, casi con un mes de retraso, el argumento de la Fiscalía Anticorrupción de que su consejera de Turismo en 2012 Lola Johnson engañó al resto de miembros del Consell al no decirles lo que representaba la compra de la empresa Valmor, la firma pantalla utilizada por la Generalitat para organizar el gran premio de Valencia de fórmula 1.

La compra de la empresa Valmor por parte de la Generalitat llevó a la Fiscalía Anticorrupción a mediados de diciembre a querellarse contra el expresidente Francisco Camps, la exconsejera Johnson y el empresario y deportista Jorge Martínez Aspar por malversación continuada de caudales públicos y prevaricación. Una compra con la que la Generalitat aceptó condonar a Valmor 14 millones de euros adeudados a Circuito del Motor y se hizo cargo de otros 31 millones de deudas con terceros.

Fabra, en una entrevista en Radio Valencia de la cadena SER, justificó a Johnson: “Hizo lo que tenía que hacer” en la compra de Valmor. “Sabiendo que era una situación muy difícil hizo el trabajo que le correspondía como consellera de Turismo”, prosiguió Fabra, “Johnson preparó unos informes y los llevó al consejo de administración [de Sociedad del Motor SA] y a la junta de accionistas [el Consell]”. “La responsabilidad de cada conseller es llevar los temas lo suficientemente informados”, remachó el presidente ante los micrófonos.

Una versión que contradice el relato de la Fiscalía que considera que la consejera “no informó” al Consell de las consecuencias de la compra. Si, como sostiene Fabra, Johnson “hizo lo que tenía que hacer” las responsabilidades podrían extenderse al resto de miembros del Consell que aprobaron la compra de Valmor pese al perjuicio generado a las arcas públicas.

Sin embargo, Fabra fue tajante en este punto. “No temo acabar imputado, hicimos lo que teníamos que hacer”. El jefe del Consell justificó la decisión de comprar Valmor con el argumento de que era un gasto que no se podía sostener y la decisión adoptada fue más barata que mantener el compromiso de celebrar dos ediciones más de la carrera.

Durante la entrevista, Fabra fue interpelado por su candidatura a la presidencia de la Generalitat. El jefe del Consell se mostró confiado pero admitió: “Rajoy me ha dicho que no va a variar sus tiempos”. “El PP ya ha dicho que los candidatos los definirá el mes que viene”, prosiguió.

El dirigente popular evitó entrar en el debate de por qué otros cargos del partido como Rita Barberá o Alfonso Rus cuestionan, en privado, su candidatura. “Cada uno tendrá que explicar por qué hace las cosas, yo lo que hago es trabajar todos los días por la Comunidad Valenciana. Si esas personas están pensando en otras cosas tendrán que decir por qué”, indicó Fabra, que apuntó que si él es candidato las listas se confeccionarán con los mejores candidatos. “No hay ningún tipo de resentimiento”, añadió.

Respecto a la posibilidad de realizar primarias o establecer algún mecanismo de consulta a los afiliados sobre los candidatos, como ha propuesto la dirección provincial de Castellón, Fabra argumentó que si lo hubiese hecho la decisión habría sido vista por algunos como un pulso.

Durante la conversación, el presidente popular evitó vincular el cargo de presidente provincial del PP con el de presidente de la Diputación. “No voy a entrar en ningún debate de estos”, continuó Fabra, “La elección de presidentes diputaciones se realiza por comarcas y en función de los votos. Y primero hay que ganar las elecciones”.

Fabra se mostró incómodo en la cuestión del cambio de modelo del sistema de financiación autonómico. El jefe del Consell responsabilizó a los socialistas de la situación y recalcó que el Gobierno de Mariano Rajoy ha permitido que la Comunidad Valenciana no tenga que pagar intereses por los préstamos concedidos, lo que supondrá un ahorro de 750 millones en 2015.

Luisa Pastor se alinea definitivamente con Fabra y contra Císcar

El PP-Alicante, con señalados y graves problemas en Alicante, Orihuela, Benidorm, Alcoy y Villena, entre otras ciudades, se encuentra ahora con la tensión y enfrentamiento entre Pastor y Císcar por la presidencia de la Diputación Provincial de Alicante

noticia_20349_izdaSegún ha podido saber el periódico digital diario ALICANTE 24 HORAS Luisa Pastor, alcaldesa de San Vicente del Raspeig y presidenta de la Diputación Provincial de Alicante, se ha aliado de forma definitiva con Alberto Fabra, presidente del PPCV y de la Generalitat, en las claras peleas y debates internos que se viven, con aspereza y severidad, por mucho que digan lo contrario dentro del PP-Alicante.

Y es que por mucho que José Císcar, presidente del PP-Alicante, se desgañite con que no toca hablar de candidatos a la presidencia de la Diputación, porque lo cierto y verdad es que el PP aún no ha ganado las elecciones, que se celebran el próximo 24 de mayo, el hecho evidente es que el mismo, cuyo nombre suena con fuerza como posible sustituto de Alberto Fabra si Mariano Rajoy decidiera apartarle de la carrera electoral a la Generalitat, es de los que lleva largo tiempo trabajando por la presidencia de la Diputación Provincial de Alicante que se le escapó por los pelos tras los comicios de 2011.

Pero José Císcar tiene en su recorrido a la presidencia de la Corporación Provincial, de momento, a un severo adversario, como es Alberto Fabra, que se ha pronunciado claramente a favor de que los presidentes provinciales no sean al mismo tiempo presidentes de las Diputaciones y que, asímismo no ha tenido pelos en la lengua para pronunciarse públicamente a favor de Luisa Pastor, en caso de que el PP se alce con la victoria en las elecciones.

Y hay más. La verdadera rivalidad existente entre Alberto Fabra y José Císcar de extraordinarios y señalados desencuentros que está dañando con fuerza al PPCV. Lo mismo que Alberto Fabra habría cuestionado y criticado en privado, según ha podido saber ALICANTE 24 HORAS, en ciudades tan importantes como Alicante, donde la misma Sonia Castedo prefirió negociar directamente su dimisión con Alberto Fabra y apartando a José Císcar, en Benidorm yn donde el PP, con un Manuel Pérez Fenoll impuesto por Císcar, tiene bastante poco que hacer, en Orhuela, donde existe un señalado desencuentro tras los expedientes desde el PP-Alicante contra diversos concejales y el de expulsión contra la presidenta local, Pepa Ferrando, en Alcoy o en Villena, entre otros núcleos poblacionales.

El hecho evidente es que Luisa Pastor, que se ha dado a sí misma un notable en su gestión al frente de la Diputación Provincial de Alicante ya ha manifestado su deseo de continuar al frente de la institución provincial, con el apoyo extraordinario de Alberto Fabra y en contra de las ambiciones y deseos de José Ciscar.

De este modo, por mucho que quieran de demostrar lo contrario, Luisa Pastor se ha alineado con firmeza junto a Alberto Fabra, en este delicado tiempo preelectoral y abandonando las filas del ciscarismo, mientras el PP, el PPCV y el PP-Alicante continúan su desplome, tal como señalan todas las encuestas que se vienen publicando de forma periódica.

El PP no descarta que Rajoy nombre un candidato sorpresa en la Comunitat

Fuentes del PPCV desvelan la áspera guerra de nervios que se está viviendo internamente, sobre todo entre Alberto Fabra y José Císcar, dos aspirantes a encabezar la lista autonómica y cuyos nombres están en la agenda de Rajoy

Alberto-Fabra-Mariano-Rajoy-archivo_EDIIMA20120924_0393_12El PPCV es, ahora mismo, una guerra de nervios que ya no va a parar hasta que se sepa el nombre del candidato a la Generalitat, lo que, en opinión de muchos, se está demorando demasiado. Quizás por el habitual pasotismo de Mariano Rajoy y que con la lentitud de sus pasos está generando una guerra interna demasiado severa en el PPCV que ya está dividido en bandos: Los fabristas, los ciscaristas y la tercera vía.

Así se ha expresado un dirigente del PPCV en declaraciones al periódico digital diario ALICANTE 24 HORAS, mientras la tensión entre Alberto Fabra y Rita Barberá, o entre Alberto Fabra y José Císcar resulta cada día más evidente.

El hecho evidente es que, a poco más de cuatro meses para la celebración de las elecciones, no se sabe quién va a ser el candidato, mientras Alberto Fabra, el único que se ha autopostulado, continúa haciendo campaña, quemándose en el empeño y creando, hace ya unas semanas, el Comité de Campaña. Lo que conllevaría a que si Mariano Rajoy elige y nombra otro candidato distinto a Alberto Fabra se supone que el mismo podría renovar dicho Comité ya que, evidentemente, el aspirante a la Generalitat ha de tener las manos libres para situar en dicho Comité a su equipo de confianza.

Mientras tanto parece ser que la reunión del pasado fin de semana en Toledo por parte de la plana mayor del PP podría haber supuesto un avance de las posiciones de Esteban González Pons, el candidato preferido por Rita Barberá. Pero el europarlamentario ha vuelto a excluirse públicamente por razones que él mismo sabrá. Entre las que podrían destacar, en corto y por derecho, las económicas.

Y a la vez siguen sonando los nombres que venimos publicando desde hace semanas además del de Alberto Fabra José Císcar, Isabel Bonig, María José Catalá y Rita Barberá. Si bien alguna voz, de cierta credibilidad, pero no infalible, señala que ante las voces de alarma de la dirección nacional del PP, en el sentido de que la Comunitat Valenciana ya está perdida y que no se podría alcanzar la presidencia de la Generalitat ni con los nueve parlamentarios que podría tener UPyD, Mariano Rajoy podría optar por sacar un conejo de la chistera, acabar con tanta polémica interna en el PPCV y proclamar a un candidato distinto a todos los anteriores.

Sea como sea la guerra ya se ha desatado a todos los niveles en el seno interno del PPCV y a cuyos aspirantes y candidatos a encabezar la lista autonómica no les llega la camisa al cuerpo. Lo que está provocando inquietudes y desencuentros de un más que señalado nivel mientras se esperan estas tres, cuatro o cinco semanas hasta que el presidente del PP, Mariano Rajoy, proclame, de una vez por todas, el candidato.

Un candidato, que muy probablemente esté solo, al final, entre Alberto Fabra y José Císcar, porque resulta muy dificil llevar a cabo una labor de imagen para un nuevo candidato, salvo que fuera uno de los dos anteriores, Rita Barberá o Esteban González Pons, pero que, no obstante, sea quien sea, lo va a tener muy dificil para poder ganar las elecciones y gobernar y cuyos resultados van a distar muy mucho de las mayores victorias electorales conseguidas en las últimas convocatorias autonómicas, municipales y generales por Francisco Camps.