EU promoverá que parte del superávit municipal se destine a urbanizar la zona norte de El Campello.

Esquerra Unida llevará el próximo pleno municipal un plan de desarrollo urbanístico de Cala D’Or, el Poblet, Venta Lanuza, Pueblo Acantilado y La Merced.

Esquerra Unida llevará al próximo pleno municipal como propuesta la elaboración de un plan de desarrollo urbanístico de Cala D’Or, el Poblet, Venta Lanuza, Pueblo Acantilado y La Merced. Los vecinos y vecinas de la zona norte son los que sufren mayor abandono del municipio. Por un lado carecen de planos urbanísticos lo que conlleva un deterioro galopante de la zona norte que por otro lado se ha visto acuciado por la presencia de un macrovertedero y la ausencia de una depuradora que hace que los vertidos contaminantes se viertan a una cala natural. Esta situación ha de ser abordada con determinación, y sobre todo, voluntad política.

En aquellas zonas en las que todavía “subsisten” aceras, carreteras o alumbrado, son las mismas que se hicieron o instalaron con la cooperativa que realizó las primeras edificaciones hace ya más de 20 años. Desde entonces no se han llevado a cabo a penas reparaciones, siendo el objetivo del gobierno municipal de entonces y de ahora “parchear” los problemas que han ido surgiendo sin una planificación global de la zona. Como consecuencia de la construcción desregulada de casas y edificios, actualmente la zona no cuenta con planos urbanísticos. Es por tanto necesario que el ayuntamiento asuma la responsabilidad que le corresponde en la elaboración de los mismos, contemplando iniciar un nuevo proceso de urbanizado, alcantarillado, asfaltado, iluminación, zonas verdes y parques, entre otros aspectos. A estos déficits el concejal de izquierdas, Pedro Mario Pardo, añadió que “la zona norte a pesar de encontrarse en un enclave natural con calas preciosas cuenta con un vertedero que contamina (al menos odoríficamente) el aire y una depuradora que vierte residuos con alta carga contaminante en antiguas zonas de baño, que hace que cada vez las personas inviertan menos en la zona a través de la compra de viviendas o alquiler vacacional y se quieran marchar, lo cual es perjudicial para la imagen y economía de El Campello”, declaró el edil.

La Generalitat descarta mejoras en la depuradora de Cala d´Or al tramitar su conexión con la estación de Sant Joan

El tripartito insiste en que los vertidos de fecales están en vías de solución y que la instalación de biodiscos no es viable (D.I.)

cLa Generalitat no se plantea introducir mejoras en la obsoleta depuradora de Cala d’Or al estar tramitando la conexión de toda la Zona Norte de El Campello con la estación de Sant Joan, ya que se considera esta la solución definitiva a los problemas que vertidos fecales que sufre, según indicaron desde el equipo de gobierno municipal. El tripartito recordó que ya en 2011 la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (Epsar), dependiente de la Generalitat, ya rechazó instalar biodiscos en la depuradora por su alto coste y por ser un parche para un problema que padece esta zona de El Campello.

Desde el Consistorio explicaron que las cuatro pequeñas depuradoras de la Zona Norte están obsoletas y son incapaces de abastecer a la zona. El problema se viene arrastrando desde hace años, y su solución se frustró cuando la Generalitat, paralizó la construcción de una nueva depuradora en la zona, que se quedó a medio construir. Esta medida se debió a que la Epsar, aplicando criterios de rentabilidad económica y ante la grave crisis, se replanteó el uso de depuradoras. La Generalitat «ha defendido y defiende» que se debe usar la depuradora de l’Alacantí Nord, ubicada en Sant Joan y que tampoco ha visto cumplidas las expectativas de explotación desde su creación en 2011 por el frenazo sufrido en la construcción desde que la crisis inmobiliaria estallara. Es por este motivo que la Generalitat ha descartado acabar la depuradora o construir otra, ya que con la de l’Alacantí Nord ya se ofrece la capacidad de saneamiento de aguas necesaria.

Previsión

Por ello se está trabajando en la redacción del pliego de condiciones para la realización de las obras de conducción de estas aguas desde la Zona Norte hasta la depuradora del Alacantí Nord y la licitación de las obras se realizará a principios de 2017. Por el momento el proyecto está en fase de redacción, tal y como ya informó este medio hace unos días.

El tripartito recordó que desde 2009 el Ayuntamiento ha solicitado en repetidas ocasiones que se tomen medidas para solucionar este problema desde que se decidiera cancelar la construcción de dicha depuradora. En 2011 se planteó a la Epsar la utilización de biodiscos para reforzar la actividad de las depuradoras, pero lo desestimó ya que su objetivo es utilizar toda la capacidad de una depuradora ya construida y en funcionamiento como la del l’Alacantí Nord.

En cuanto a la problemática de Cala Baeza, adonde van a parar los vertidos de fecales de la depuradora de Cala d’Or, que sólo es de tratamiento primario y no recicla el agua, sino que únicamente separa los elementos sólidos del resto, el Consistorio ha reiterado la petición a Costas ya realizada en 2014 de abrir un canal y dragar la zona. El Institut d’Ecologia Litoral recomendó en 2014 esta medida, ya que al ser un puerto y no renovarse las aguas, los lodos sedimentados en descomposición generan fuertes olores que se juntan con los vertidos de la depuradora.

Hay que recordar que EU llevó al pleno del pasado jueves una moción que fue rechazada en la que pedía la instalación de biodiscos, la construcción de una nueva depuradora y la apertura del citado canal en Cala Baeza.