BIENESTAR SOCIAL CONTINÚA LA RONDA DE CONTACTOS PARA LA CESIÓN DE BICICLETAS

BIENESTAR SOCIAL CONTINÚA LA RONDA DE CONTACTOS PARA LA CESIÓN DE BICICLETAS

La concejalía de Bienestar Social, dirigida por la edil Mercé Pairó (Cs), en colaboración con la de Medioambiente, que dirige el primer teniente de alcalde, Julio Oca (Cs), continúa con su ronda de contactos con asociaciones de carácter social interesadas en la adquisición de las bicicletas en desuso guardadas en el parking del Centro Social “El Barranquet”.

Así, la última entrevista se realizaba la semana pasada con Hilary, presidenta de la asociación de mayores “U3A” y un miembro de la asociación, quienes se mostraron muy interesados en la concesión de las bicicletas. En este sentido, la edil también mantenía otro encuentro con la presidenta de la asociación de mujeres AMUDECA, Reyes Torres, la semana anterior.

De esta manera, las asociaciones informan a sus asociados para conocer las personas interesadas en su utilización, tras lo cual y previo estudio del objeto de la cesión, se daría paso al procedimiento de adjudicación mediante la citada fórmula.

Aunque ambas concejalías están contactando con el asociacionismo local, la de Medioambiente invita a las entidades interesadas en la utilización de las bicicletas a enviar un mensaje exponiendo el interés y objeto de la adquisición a través de la dirección de correo electrónico medioambiente.elcampello@elcampello.org 

MEDIOAMBIENTE CEDE LAS BICICLETAS DE “EL BARRANQUET” A ASOCIACIONES DE CARÁCTER SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL

“Las primeras 10 bicicletas han sido cedidas al CPEE El Somni, que da respuesta educativa a 80 alumnos de entre 13 y 21 años de edad con diversidad funcional”

La concejalía de Medioambiente, dirigida por el primer teniente de alcalde Julio Oca (Cs), tras la  ronda de contactos iniciada para la cesión a entidades de carácter social, de las 67 bicicletas depositadas y en desuso en el Centro Social “El Barranquet” desde hace más de una década, ha entregado las 10 primeras al Centro de Educación Especial “El Somni”, un centro público que da respuesta educativa a 80 alumnos y alumnas de entre 13 a 21 años de edad, con diversidad funcional, residentes en diferentes localidades de la comarca de L’Alacantí.

Con esta iniciativa, “la concejalía de Medioambiente da salida a un bien mueble municipal para el aprovechamiento de la ciudadanía en situación de vulnerabilidad, a la vez que contribuye a la calidad de nuestro entorno favoreciendo el uso de transporte sostenible y, con ello, la instauración de hábitos y modos de vida saludables”, explicaba Julio Oca (Cs).

Para ello, Medioambiente, en colaboración con la concejalía de Bienestar Social, dirigida por la edil Mercé Pairó, (Cs) ha contactado con diferentes asociaciones y entidades de carácter social y medioambiental, si bien la primera cesión se ha materializado con el CPEE “El Somni”.

Con esta actuación, el alumnado desarrollará un proyecto de educación vial, conservación del medio ambiente y de uso de recursos comunitarios. “Entre muchos otros proyectos, este curso trabajamos la Educación Vial en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, trabajo que será mucho más significativo para nuestro alumnado gracias a esta actuación y a la colaboración de Ochoa Bikes”, manifestaban Emilio Ruiz y Júlia Borràs, en representación de la dirección del centro, a través de una misiva de agradecimiento.

Cabe destacar, en esta primera cesión, la colaboración del mencionado negocio local que, desinteresadamente, se ha ocupado de la reparación de estas bicicletas con las que el alumnado podrá aprender a practicar este deporte, conocer las normas de seguridad vial y trabajar la importancia del uso de este vehículo como medio de transporte sostenible y ecológico.

Otras asociaciones y entidades locales como el grupo “Scouts Mare Nostrum de El Campello”, las asociaciones de mayores “AMEC” y “U3A”, y la asociación de mujeres “AMUDECA”, con cuya directiva esta misma semana mantenía un encuentro la edil de Bienestar Social, Mercé Pairó (Cs), se han mostrado interesadas en la adquisición de las bicicletas.

En este sentido, aunque la concejalía de Medioambiente está contactando con entidades de carácter social y medioambiental, sin ánimo de lucro, sugiere que las que estén interesadas en la utilización de las bicicletas, pueden escribir vía e-mail  (medioambiente.elcampello@elcampello.org ) explicando el objeto de interés, tras lo cual se concertará una cita para explicar los términos de la cesión.

Nadie es mejor que nadie, pero tampoco peor. Este principio es, tan fácilmente comprensible como difícilmente aplicable en nuestra vida cotidiana.

OPINION–ÁNGEL SÁNCHEZ–

Nadie es mejor que nadie, pero tampoco peor. Este principio es, tan fácilmente comprensible como difícilmente aplicable en nuestra vida cotidiana.

Para analizar cualquier tema que, de forma interesada se incluye en la «agenda» ciudadana como un problema o como una situación susceptible de ser mejorada, es preciso, en lo posible, huir del subjetivismo que habitualmente condiciona nuestras acciones. Y digo que, en lo posible, pues éste subjetivismo está condicionado por circunstancias, creencias e incluso por un tipo de cultura, efectivamente impuesta sobre nosotros: modas, formas de pensar, obrar, prejuicios, etc. Evidentemente, siempre podemos afirmar, con mayor o menor vehemencia que nosotros somos libres de actuar y pensar, pero la realidad, analizada de forma objetiva, nos indica que la mayoría de las veces los condicionantes tácitos son una realidad. Los principales impulsores de ésta dinámica social son los medios de comunicación. A través de la información, crean opinión favorable o en contra, modifican perspectivas personales o las condicionan anhelando ser o parecerse a algo que se nos muestra como la figura ideal; el ejemplo a seguir.
El último debate que se nos quiere imponer es la regulación de la circulación de bicicletas en la vía pública. Y para analizar, huyendo de emotivos sentimientos de pertenencia o de oposición, lo coherente es plantear un marco analítico lo más objetivo posible.

Las bicicletas forman parte de la circulación cotidiana en nuestras vías, al igual que los vehículos a motor, vehículos adaptados para la movilidad de personas con discapacidad, carros de niños y niñas, etc. Y los ciclistas no son ( somos) ni mejores ni peores, pero tampoco somos diferentes.
Las vías están pensadas para facilitar la circulación de vehículos a motor, pero no para otros. Y por otro lado, la circulación está regulada por un conjunto de normas que todos consideramos, o como insuficientes o incluso como una molestia.

Se argumenta que seremos los únicos que regularemos la circulación de bicicletas, y esto no es cierto. Se argumenta que se persigue un fin lucrativo por parte del RACE y las aseguradoras, y ésto es cierto. Pero igualmente cierto es que el incumplimiento, en mayor o menor grado, de las normas, es un acto incívico que no es percibido como tal, algo que en otros países no ocurre dada la cultura y tradiciones que tienen en el respeto hacia los demás.

Esta cuestión, pone de relieve un problema que va más allá de la regulación o no: el respeto y la consideración hacia «los otros». No somos conscientes que nuestro rol es cambiante y el respeto que unas veces exigimos, no somos capaces de darlo cuando cambia el papel que desempeñamos en esas interacciones que se dan en la vía pública. El conductor considera que los ciclistas van por libre, y los ciclistas que los conductores son unos casi delincuentes, cuando el problema es común: ponerse en la piel del otro.
La deriva de la sociedad en la que vivimos es altamente arriesgada, es cierto. Cosas que hace poco tiempo, unos años apenas considerábamos como firmemente consolidadas en nuestra vida son ahora motivo de preocupación. Y en esa deriva, la consideración como «únicos» que se nos hace asumir, nos aísla de los demás; nos hace incluso competir de forma miserable y, por supuesto, acumulando incumplimientos de normas que, insisto; consideramos un problema más que una solución de convivencia.

Es necesario buscar puntos de acuerdo y comprensión, y para ello hay un elemento que parece necesario: la empatía. Ponerse en el lugar del otro, sea el rol que sea el que tenga. Ponerse en el lugar de los discapacitados en sus dificultades para moverse por estrechas aceras, la empatía con los conductores estresados al volante en su trabajo diario, empatía con los usuarios de bicicletas y a la vez, éstos, respeto a las normas que en el rol de conductor se respetan por temor a la sanción.

La cuestión, en mi opinión, es no resignarnos a que la cultura del egoísmo más extremo que se nos impone como único medio de sobrevivir en este complejo mundo. Revelarnos. Y para ello, empezar a pensar que, ni siendo peores, no somos mejores. Que las razones del otro, expuestas de forma respetuosa, son tan aceptables como las nuestras.

Los debates que se nos imponen deben ser un motivo de reflexión antes de tomar partido por una posición u otra. Aceptar, sin más, es una forma de sumisión que no nos hace, ni más libres, ni más inteligentes, sino al contrario.

La Guardia Civil detiene a ocho personas por el robo de bicicletas en El Campello

Se trataba de un grupo perfectamente organizado, que acumulaba casi cuarenta delitos por robo y hurto. En la operación “RUEDIN” han sido recuperadas seis bicicletas de alta gama, que han sido devueltas a sus propietarios.

ruLa Guardia Civil de Campello ha detenido a ocho personas, entre ellas un menor, como presuntos autores de al menos 37 delitos de robo, y pertenencia a grupo criminal, en viviendas de las localidades de El Campello y Alfaz del Pi. En la operación “RUEDIN” han sido recuperadas seis bicicletas de alta gama, que han sido devueltas a sus propietarios.

La operación fue puesta en marcha por el Puesto de la Guardia Civil de Campello ante el aumento significativo de denuncias por robo de bicicletas en la zona. Las detenciones se han conseguido gracias a una campaña de vigilancia e identificación que se ha llevado a cabo por la zona.

El pasado 15 de febrero, se identifica a tres de los detenidos que portaban varias bicicletas, en una parada del TRAM. Al no poder acreditar su procedencia, los agentes inician una investigación en la que se descubre que estos individuos habían intentado cometer un robo con fuerza en la cafetería de la estación del TRAM, y que las bicicletas habían sido sustraídas en Alfaz del Pí unos días antes de ser identificados, por lo que se procede a su detención en fechas posteriores.

Días más tarde se localiza a otros sospechosos que son seguidos por agentes de paisano, y se les sorprende entrando en un garaje cuando se disponían a cometer un nuevo robo. En ese momento, se acordona la zona estableciendo un dispositivo de cierre, deteniéndolos infraganti, cuando salían de la urbanización con tres bicicletas que acababan de sustraer, tras forzar los cierres de los garajes.
Las declaraciones de los testigos determinaron en un primer momento que los presuntos autores estaban organizados para cometer los delitos, y posteriormente, las declaraciones de los detenidos así lo han corroborado, ya que cada uno tenía asignada su labor dentro del grupo: unos vigilaban, otros entraban y otros ayudaban a sacar las bicicletas de los recintos.

A los detenidos se les imputan 37 delitos de robo y hurto de diferente consideración, y pertenencia a grupo criminal, siendo puestos a disposición judicial y de la fiscalía de menores.