Sant Joan ordena el cierre cautelar del crematorio por ‘riesgo sanitario’

El pleno vota la suspensión de su licencia hasta que no introduzca todas las correcciones. Tres informes de Sanidad y Medio Ambiente han detectado anomalías

14214002435750El crematorio gestionado por el grupo ASV Funeser junto al Hospital Universitario de Sant Joan dejará de tener a partir de este viernes respaldo administrativo para seguir funcionando. El pleno del ayuntamiento debatirá (y previsiblemente aprobará al menos con la mayoría de los votos del PP) finalmente la suspensión cautelar de la licencia de actividad que tuvo que concederle en abril de 2013, en cumplimiento de una sentencia judicial por la que se anulaba el acuerdo de rescisión de ese permiso aprobado por el pleno en mayo de 2012.

Según pudo constatar ELMUNDO, la medida se justifica en la existencia de una potencial situación de riesgo para la salud pública puesta de manifiesto en dos informes encargados por la Conselleria de Sanidad en junio de 2013 y en noviembre de 2014. El primero, elaborado a partir de la extrapolación de datos del funcionamiento de un horno crematorio similar, gestionado por la misma mercantil y situado en Elche, apreciaba riesgo de cáncer para la población situada en su entorno al sobrepasarse los límites de emisión de monóxido de carbono marcados en la legislación nacional y los niveles establecidos por organismos internacionales para las dioxinas y los furanos.

En ese dictamen se establecían dos zonas concéntricas expuestas al riesgo de generación de cáncer en un radio de 541 metros en condiciones ambientales desfavorables y de 169 en condiciones comunes. En ese ámbito geográfico próximo a la instalación se encuentran, además del Hospital Universitario, el centro Doctor Esquerdo, un centro de día para personas mayores, el colegio público Lo Romero y el centro de salud de Sant Joan.

En el segundo informe, ya con mediciones reales sobre el funcionamiento del horno de Sant Joan, se constata que no reúne las condiciones necesarias para obtener un informe favorable y establece hasta ocho medidas correctoras que la empresa debe aplicar para conseguir el beneplácito del área de Salud Pública. Entre ellas, figura la instalación de elementos que reduzcan los valores de emisión, como un filtro anexo al crematorio, la implantación de mediciones semestrales y la incorporación de un libro de registro sobre las incineraciones.

Esas conclusiones fueron ratificadas en un tercer informe de la misma conselleria, emitido el pasado 4 de diciembre, posterior a la apertura de un expediente sancionador incoado por la Conselleria de Medio Ambiente. En él, en respuesta a las alegaciones presentadas por la empresa, dejaba claro que para acordar una suspensión cautelar de actividad cuando lo requiera la salud colectiva no es necesario que exista riesgo inminente. Y a esa tesis es a la que se aferra el acuerdo que el equipo de Gobierno traslada hoy a pleno, avalado por un informe de un ingeniero externo y por el de la jefa del servicio jurídico municipal. La propuesta no delimita un plazo de vigencia de la suspensión de actividad, pero establece que la empresa no podrá reanudar su funcionamiento hasta que no aplique las correcciones requeridas por Sanidad.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed