RESULTADOS, A GROSSO MODO.

Ángel Sánchez
Opinión sobre: RESULTADOS, A GROSSO MODO

Las elecciones, han pasado. Pero leyendo a los candidatos y candidatas valorar los resultados
obtenidos, podría pensar que todavía estamos en campaña, así, como si de un “dejavu” se tratase. No
obstante, y dado mi interés personal de poner negro sobre blanco mi opinión, allá va un análisis de los
resultados,” a grosso modo”.

Las elecciones no las ha ganado el PP, aunque se empeñe en ese discurso recurrente de que “tiene
que gobernar el más votado” (recurren a el cuando pese a perder la mayoría, ve posibilidades de recuperar
poder institucional a través de lo que antes, cuando las cosas le iban bien, denominaba “pacto de
perdedores”). Nuestro sistema electoral no funciona así, aunque se empeñen.

Lo que sí ha hecho el PP es demostrar su solidez local: frente al 24,5% del voto de las Europeas, o el
19 de autonómicas y Generales de hace poco más de un mes, en las elecciones municipales ha obtenido un
estable 28,9 % del voto (casi un punto más que en 2015), repitiendo el número de concejales y concejalas
pero sin lograr la capacidad para alcanzar en solitario la Alcaldía. Se podría decir que sufre un “estancamiento
estable”.

El PSPV-PSOE ha mejorado respecto a 2015 (2 puntos porcentuales y un concejal más), pero se ha
dejado por el camino hasta 11 puntos respecto, por ejemplo, a los comicios celebrados al unisono
( Europeas). La crisis del socialismo local ha impedido que el “viento de cola” de la marca, que en Generales
y Autonómicas les llevó a ser los más votados ( con un 25,4 y un 21,1 respectivamente) influyese todo lo que
habrían deseado los y las componentes de la candidatura. No obstante, el resultado obtenido legitima una
candidatura cuestionada por una agrupación dividida: no hay ningún dato objetivo que señale que una
composición diferente de la candidatura hubiera obtenido un resultado sustancialmente mejor.

Evidentemente, desde el terreno de la opinión, de la legitima subjetividad, cualquier argumento puede ser
válido, pero como es normal, siempre especulativo. Ahora el frente se traslada a lo orgánico, cuando así lo
considere la dirección provincial (elección de una nueva dirección política local).

Ciudadanos es el perdedor-ganador de entre los más votados. ¿Porqué?. No ha podido aprovechar la
“brisa de cola” (viento sería un exceso) que les llevó hasta el 20% en Autonómicas y Generales, repitiendo
casi matemáticamente el resultado de 2015 (12,2 en 2015 y 12,8 en 2019). Con ello consolida su posición
como tercera fuerza electoral además de jugar en el actual escenario de máximo fraccionamiento el de llave
para una investidura mayoritaria.

EUPV y Podemos se dejan uno de los dos Concejales obtenidos en 2015. La coalición de izquierdas
ha sufrido un cierto “jet lag” a causa de la abstención y el voto útil. El partido “morado”, se ha dejado más de
dos puntos, quizá a una doble causa: las contradicciones y controversias locales y las provocadas por su líder
nacional. En el caso de ambos partidos, la suma ( en las Autonómicas fueron en coalición y los resultados no
fueron nada positivos) no era posible y, por lo tanto, no se puedo comprobar si el resultado habría sido mejor.
Y, por otro lado, esa conjunción era una distopía para ambas formaciones dados los choques que ambas
formaciones han mantenido a lo largo de la legislatura que finaliza (Podemos ha acusado a EUPV de algo así
como de una “campaña de difamación, olvidando la controvertida actuación de su ex Concejala de
Urbanismo y la OPA que el Alcalde saliente y candidato de Compromis les lanzó, promoviendo la ruptura del
grupo y la salida de una de sus Concejalas electas).

La entrada de Vox y de Red tiene diferentes lecturas. Vox entra con el voto “prestado” del PP, que no
ha sido capaz de aprovechar que Vox haya perdido dos tercios del voto logrado en las Generales y
Autonómicas. Realmente no se sabe cual será su actitud, aunque parece claro que la de apoyar al candidato
popular es una alternativa más que plausible. La candidatura de Red, apoyada por organizaciones de la
sociedad civil estuvo cerca de obtener una representante en 2015, consiguiéndolo en 2019 con una campaña
marcada por la denuncia y un candidato que tendrá un arduo trabajo no solo institucional sino de cara a sus
representados directos. Ambos, a su manera, podrían ser determinantes para cualquier acuerdo mayoritario
de investidura, aunque con papeles y, seguro, actitudes institucionales diferenciadas.

Para finalizar, simplemente recordar que el Alcalde es proclamado con la mayoría absoluta o en su
caso, si no existiese un acuerdo, el más votado en las elecciones del pasado 26 de mayo. Así que, en un
escenario fracturado/fraccionado/plural o diverso ( como se quiera) la negociación será algo más que una
voluntad expresada de forma retórica, deberá ser una practica cotidiana en una legislatura que, pareciéndose
a la que hemos dejado atrás, es claramente diferente: la estabilidad fruto de la incompatibilidad ideológica
que la pasada legislatura garantizó la Alcaldía, ya no existe.

Seguiremos observado y, por supuesto, opinando.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed