Pascual Rosser

Gracias, Maestro

Opinión. Pascual Rosser Limiñana

Gracias, Maestro

Opinión. Pascual Rosser Limiñana

Con su arte han regalado memorables momentos musicales a la ciudadanía. En plazas. En el interior de monumentos emblemáticos de la ciudad como el castillo Santa Bárbara. En el auditorio de la Concha o ahora en la Casa de la Música en el Centro Cultural Las Cigarreras. En salas de conciertos, en teatros …

Por donde vayan, escuchamos sus melodías. Clásicas y modernas. Pasodobles. Himnos. Marchas, …

Supongo que lo ha adivinado, me refiero a la más que centenaria banda de música de Alicante. Pero ¿cuál es su origen? Como siempre para estas cosas, hizo falta del entusiasmo de unos pocos. La idea nació en la Academia de Música, sita en la calle Castaños, que fundaron – entre otros – Daniel Llopis, Luís Torregrosa, Carlos Mas, José María Muños, Armando Guerri, Angel Perea… así lo contó en La Gatera el cronista Enrique Cerdán Tato. Entonces Federico Soto era el alcalde de Alicante. A su vez, en el equipo municipal, estaba el concejal Tomás Tato Ortega, que también era el director de la Fábrica de Tabacos. Tato se entusiasmó con la idea e impulsó la creación de la banda de música.

Nació en abril de 1912. Lo habían conseguido, pero necesitaban un director. Se organizó un concurso oposición al que se presentaron muchos aspirantes. El jurado, compuesto por Oscar Esplá, Luís Casanova, Vicente Poveda, Marcos Ortoz, y Tomás Tato, eligieron al músico Luís Torregrosa García (1871-1960). Ocupó el cargo hasta 1944.

La banda de música actuó por primera vez el 3 agosto de ese año durante la Alborada de la Virgen del Remedio sobre un templete instalado junto al Ayuntamiento. ¡¡Alicante ya tenía banda de música¡! Interpretaron “París-Londres”, pasodoble de Alier, “pan y toros”, del maestro Barbieri, “las Valquirias” de Wagner, entre otras composiciones.

Los inicios siempre son muy duros. Para todo. Se volcaron con esta banda de música dos alcaldes: Ricardo Pascual del Pobil entre 1915 y 1917; y Juan Bueno Soler, de 1921 a 1922. Con apoyo institucional todo parece más sencillo.

Pronto les nació la voluntad, la ambición y el deseo de competir con otras bandas de música de otros lugares. Se veían preparados y querían medir sus conocimientos con los músicos de otras bandas. También querían conocer mundo y relacionarse con otros profesionales. Así consiguieron en 1919 el primer premio en el Certamen Regional de Valencia y el segundo premio del Concurso Nacional que se realizó en Bilbao. Prometían. Visitaron otras localidades, incluso fueron a Orán en 1935.

Pero permita aquí un paréntesis sobre Luís Torregrosa, un músico de solera. Fue flautista em la orquesta del Teatro Español, oboísta en la orquesta del Teatro Principal, fundador de la orquesta sinfónica de Madrid con el maestro Arbós, ya sabe que fue el primer director de la banda sinfónica de música de Alicante, además de catedrático de oboe en el Real Conservatorio de Madrid, director de la orquesta sinfónica de Alicante, profesor de orquesta del Teatro Real de Madrid, director de la sociedad musical La Wagneriana…

Entre sus obras como “Cielo levantino”, el pasodoble “Entre palmeras”, el vals “Noche de primavera”, Luis Torregrosa destaca por hacer la partitura del Himno de les Fogueres de San Chuan. Se le asignó esta consideración después de su estreno. La decisión la tomó la Comisión Gestora entonces presidida por Jose María Py y Martínez, a propuesta de Torregrosa, por la popularidad que había ido adquiriendo en la sociedad civil alicantina. La recordará por su inconfundible, viva y animada melodía. El periodista Jose Ferrándiz le puso letra en valenciano. Música y voz se estrenaron el 3 de agosto de 1929 durante la Alborada de la Virgen del Remedio, patrona de la ciudad. Interpretado por la Banda de Música y cantado por el Orfeón de Alicante, dirigidos por Luís Torregrosa, se realizó en el auditorio de la Concha en el Paseo de la Explanada. Entre sus estrofas destaca esta que dice: “En la mar mansa i lluentosa / qu´abaniquen les palmeres/ i a la llum de les fogueres/ qu´es la festa més fermosa/i en un singular encant/ diu al vent: Visca Alacant …!/ Visca Alacant !, Visca Alacant!”.

A Luís Torregrosa le sustituyó Carlos Cosmén Bargantiños (1944-1961), salvo el intervalo republicano durante la guerra civil española que fue Jose Torregrosa García (1936-1939). Con Cosmén la banda de música adquirió mucha popularidad, entre otras cosas por sus conciertos semanales en el Paseo de la Explanada.

A Cosmén le sustituyeron otros notables músicos como Moisés Davia Soriano (1962-1978), Antonio Ferriz Muñoz (1978-1982), Bernabé Sanchis Sanz (1982-2008), Francisco Amat García (enero a junio 2008) y Jose Vicente Díaz Alcaina desde 2008.

Muchas afamadas orquestas tienen músicos que lo fueron antes de bandas de música que se han formado antes tocando instrumentos de percusión o de viento – después de su paso por el conservatorio – recorriendo pueblos y ciudades.

Actualmente su plantilla la componen 55 músicos. Está considerada como una de las bandas de música más prestigiosas de España.

Entre sus objetivos está la de fomentar el conocimiento y aprecio de las manifestaciones musicales entre los ciudadanos, especialmente a nivel educativo; organizar y participar en actividades culturales, festivas e institucionales de la ciudad; así como fomentar, coordinar y encauzar el conocimiento y disfrute de la música popular. Ahí es nada. Pues eso.