Angel Sánchez

MAQUIAVELO Y EL CAMPELLO

Opinión: Ángel Sánchez

MAQUIAVELO Y EL CAMPELLO

Opinión: Ángel Sánchez

Una de las aportaciones de Maquiavelo a la comprensión de la política fue que, a través de sus postulados, dejó al descubierto las verdades prácticas del poder, mostrando de forma descarnada, que el ejercicio del poder contradice e incluso obvia los preceptos éticos. Su exposición detallada de la forma en la que los gobernantes deben afrontar las diferentes situaciones, concluye con una serie de máximas sobre lo que él considera lo verdaderamente sustancial de la política: alcanzar y conservar el poder.

Pero no siempre esas estrategias para conservar el poder pasan inadvertidas. En nuestro municipio, el PP alcanzó el poder con un acuerdo que hipotéticamente significaba un reparto del poder, pero que en el transcurso del mandato municipal se ha demostrado que, en mi opinión, fue parte de un plan que, no sé si se pergeñó desde el principio o ha sido fruto de la oportunidad que le ha brindado Ciudadanos al PP de recuperar los votos, hipotéticamente perdidos. El devenir electoral del partido, antes naranja, creo que abrió una ventana de oportunidades que la derecha, aliada con la extrema derecha, quiere aprovechar.

Que el PP haya presentado, sólo un par de semanas después de deshacerse de su incómodo socio, un plan de inversiones sujeto al remanente de tesorería, en mi opinión significa que ya lo tenía preparado, a la espera únicamente de empujar a Ciudadanos al vacío. Y, por supuesto, con el desconocimiento, al menos de la parte política de la corporación, pero posiblemente no de la burocrática pues, ¿cómo se pueden preparar los documentos técnicos y económicos de los proyectos (para ajustar su ejecución al 31 de diciembre) en un tiempo tan breve, cuando los trámites habituales son, por así decirlo, algo más prolongados?.

La segunda lectura de la propuesta de gasto es que, sin necesidad de aprobar un presupuesto municipal, ha diseñado una propuesta que le sirva a la vez, tanto para demostrar que sus socios eran “el lastre”, como para vender el relato de ser los “únicos” capaces de sacar a nuestro municipio del marasmo en el que se encuentra..

Por otro lado, presentar la propuesta de gasto extraordinario sin contar con la oposición, forma igualmente parte de esa “estrategia maquiavélica” para mantenerse en el poder municipal poniendo contra la pared a la oposición exigiéndoles demostrar, con su voto favorable o su abstención, el amor a su pueblo y la lealtad para con la institución. Vamos, lo que viene a ser “por responsabilidad”.

A menos que el binomio de derechas tenga los apoyos o abstenciones necesarias, es difícilmente comprensible que no se haya intentado acordar con los grupos de la oposición la relación de actuaciones a ejecutar con parte del remanente. Aunque quizá también ésto se haya hecho de forma intencionada para forzar a algún grupo a eso a lo que antes me refería (por responsabilidad), o para deteriorarle electoralmente y que no pueda presentarse en mayo de 2023 como parte de un posible proyecto político de cambio.

Lo cierto es que la situación permite todo tipo de especulaciones sobre los objetivos, más allá del apoyo genérico que cualquier actuación que en beneficio colectivo se pueda implementar. Como vecino me congratulo de que se inviertan, no cinco, sino todos los fondos necesarios para mejorar nuestro municipio, pero los acontecimientos previos me suscita muchas preguntas.

No sé lo que ocurrirá en el Pleno extraordinario que deberá aprobar la modificación de crédito para aplicar el gasto antes del 31 de diciembre pero espero que la oposición sepa desprenderse del cepo que el gobierno bicefálico de derechas quiere ponerle, y cuestione algunas de las actuaciones previstas proponiendo otras alternativas.. En política, las “políticas” se dividen en interesantes y necesarias, y espero que la responsabilidad de los partidos de la oposición les lleve a priorizar las necesarias frente a las que, siendo interesantes, siempre se pueden posponer.

Creo que el acuerdo entre los grupos con representación para invertir el remanente no solo era necesario, sino posible. Porque pese a las discrepancias, creo sinceramente que todos los grupos políticos tienen, no sólo la legitimidad democrática, sino el compromiso con el bienestar colectivo. De ahí que espero que no permitan que se les arrincone, acusándoles de bloquear el ayuntamiento y, por ende, no amar lo suficiente a su pueblo, si la propuesta presentada con tanta diligencia por el binomio de la derecha y la extrema derecha, no se aprueba en los términos que ellos pretenden.

Creo que es momento de recordar la retórica que habitualmente se utiliza en la toma de posesión sobre “ser el Alcalde de todos”, y exigir que, en el actual contexto político, gustará más o menos, pero la ciudadanía ha dictaminado que nuestro Ayuntamiento sea plural, y por lo tanto, gobernar para todos significa que, en la recta final del mandato municipal se está obligado a demostrarlo ,atendiendo a la legitimidad que cada cual tiene. Quizá sea el principio de la tan necesaria reconciliación de la clase política local con ese silencioso pero existente pueblo.