Los problemas laborales de FGV auguran un ‘otoño caliente’

En los últimos años se ha pactado un ERE con más de 300 despidos

14092247957188El pasado 22 de julio, la dirección de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana (FGV) comunicó a todas la centrales sindicales con representación en la compañía pública autonómica que daba por finalizada la actividad de la comisión negociadora de su convenio colectivo.

No obstante, el conjunto de las representaciones sindicales, de manera unánime, ha solicitado formalmente retomar las negociaciones del XII convenio, ya que entienden que hay posibilidades de acuerdo en ciertas materias, aunque en otras, como en la vigencia y en la ultractividad del convenio (hasta que se firme uno nuevo, y que queda en el aire con la reforma laboral del PP), la dirección se ha mostrado inflexible. Ante esta situación, desde UGT auguran un «otoño y primavera calientes» en cuanto a movilizaciones y presión pública.

Desde UGT explicaron ayer a este diario que no entienden «la intransigencia de la dirección de FGV en ciertos aspectos fundamentales para los trabajadores como esa vigencia cuando en la propia Administración Valenciana se han alcanzado acuerdos con los sindicatos, para mantener las condiciones laborales hasta que se acuerde un nuevo convenio». Sobre todo porque recuerdan que sus trabajadores, dentro de las empresas públicas valencianas, son los que mayores esfuerzos han realizado durante los últimos años, en los que se pactó un ERE con más de 300 despidos y una rebaja salarial del 10%.

Para los sindicatos, los efectos del ERE todavía se dejan sentir en los servicios que se prestan a los usuarios, que han visto reducidas frecuencias de trenes y dependencias sin personal, con una disminución notable en la atención al cliente (USIS, estaciones, conducción).

Y culpan de ello a la una mala gestión de los recursos disponibles por parte de la dirección de la empresa. En este sentido, dejan claro que con actual la plantilla (300 trabajadores menos) se han abierto dos nuevas líneas (Línea 2 de Alicante o Línea de Ribarroja). «Este hecho ha incidido en la bajada de la calidad del servicio, ya que en Alicante se obliga a los trabajadores disponibles a trabajar más y en Valencia se han recortado frecuencias». Por esta razón claman que la empresa necesita más personal.

Todo ello, después de los sacrificios realizados por la plantilla de FGV, que ha visto aumentadas sus cargas de trabajo con una pérdida de más de un 25% en su poder adquisitivo. En este sentido preguntan a la Conselleria de Transportes si es conocedora de esta situación y si va a exigir responsabilidades a la dirección.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed