Infraestructuras

LA SEPARACIÓN DEL PP DE INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS SUME A LOS DEPARTAMENTOS EN UN DESCONCIERTO

EL ALCALDE NO DA RESPUESTA

LA SEPARACIÓN DEL PP DE INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS SUME A LOS DEPARTAMENTOS EN UN DESCONCIERTO ANTE EL QUE EL ALCALDE NO DA RESPUESTA

La llamada “división operativa” ejecutada por el gobierno de PP y Vox, el pasado viernes 15 de julio, entre las concejalías de Infraestructuras y Servicios Públicos, lejos de “desbloquear ninguna gestión”, ha sumido en el caos y desconcierto a unos departamentos vitales, más aún en la actual situación “de derrumbe” en la que se encuentra nuestro pueblo.

Así, una semana después de que se llevara a cabo esta división, a la que los funcionarios manifiestamente se opusieron calificándola de “maniobra para apartar a la hasta ahora jefa de ambos departamentos”, no sólo la funcionaria se ha visto despojada de sus atribuciones, sino que además su sustituta y actual cabeza de ambas concejalías, Mª Carmen Mula Aracil, letrada, ha pasado a ocupar este puesto por un procedimiento que el alcalde del PP, Juanjo Berenguer, aún no ha sabido explicar, ni visibilizar a través de su típica foto de nombramiento lanzada siempre a través de las redes sociales municipales, en el despacho de alcaldía, en este caso junto a su edil de Recursos Humanos, Lourdes Llopis y la correspondiente técnica del Departamento

Desde Ciudadanos El Campello y a través de nuestro portavoz y edil Julio Oca Enríquez, esta misma semana preguntábamos a Juanjo Berenguer sobre “la explicación profunda”, anunciada en prensa, que le iba a dar a los funcionarios para argumentar las motivaciones del cambio. Pues bien, la respuesta, es que esas explicaciones aún no se han dado y la realidad, una semana después de ejecutar el cambio, es que nadie conoce ni el porqué, ni la nueva forma de proceder, sumiendo a ambos departamentos en un desconcierto ante el que el alcalde del PP, Juanjo Berenguer, una vez más, no da respuestas.

Desde Cs El Campello no sólo nos sumamos al sentir de los funcionarios (esos funcionarios que tanto dice nuestro alcalde que defiende, con mano en el pecho) al manifestar que la nueva jefa de servicio, técnica en Administración General y sin conocimientos en ingeniería ni arquitectura, sepa dar respuestas a los requerimiento técnicos, por lo que sospechamos que esta maniobra no sólo responde al “castigo” al que el alcalde del PP, Juanjo Berenguer, ha infligido a la ya cesada sin decreto de cese y ni de atribución de nuevas competencias, a la antigua jefa de Servicio por evidenciar el bloqueo contractual que sufre este Ayuntamiento, a consecuencia de la instrucción dada a los funcionarios por Juanjo Berenguer en el 2020.

Además, se da la circunstancia de que la presentada como actual Jefa de Servicio de Infraestructuras y Servicios Públicos, Mª Carmen Mula Aracil, poco después de que fuera convocada en calidad de testigo en la causa abierta por fraccionamiento de contratos que sentará en el banquillo al alcalde del PP, Juanjo Berenguer, se reunía en dependencias municipales con la entonces edil de Intervención y Recursos Humanos y en la actualidad también de Contratación, Lourdes Llopis, y responsables de las áreas citadas. A pregunta de nuestro portavoz sobre el citado encuentro, una vez más, la callada por respuesta. Meses después, ostenta la jefatura de Infraestructuras y Servicios Públicos en una maniobra envuelta en una gran opacidad, de la que el alcalde ni dio, ni da, pero exigimos que dé una explicación.

Mientras tanto, el resultado de su “división inoperativa” se traduce en caos, desconcierto, malestar de sus “queridos funcionarios” y un pueblo que se quiebra minuto a minuto.