El Campello

Juanjo Berenguer reorganiza su gobierno

Revitalización de áreas hasta ahora paralizadas

Juanjo Berenguer reorganiza su gobierno con la vista puesta en la revitalización de áreas hasta ahora paralizadas

Mensaje inequívoco y contundente: “quiero agilidad, desbloqueo de asuntos pendientes y gestión certera de acuerdo a las inquietudes vecinales”. El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer, ha firmado hoy el decreto de reorganización del organigrama del equipo de gobierno tras la expulsión de los tres ediles de Ciudadanos, cuyas áreas de trabajo asumen desde hoy mismo él mismo y los seis concejales del Partido Popular (PP).

Los cambios afectan a prácticamente todo el equipo, incluido el primer edil, que asume personalmente el área de Infraestructura Pública, que suma a las que hasta ahora dirigía, que son Urbanismo, Territorio y Vivienda y Patrimonio.

El resto de delegaciones se reorganizan de la forma siguiente:

.- Lourdes Llopis: primera teniente de alcalde y responsable de Recursos Humanos, Hacienda, Contratación, Gobierno Interior, Mercado-Venta Ambulante y Ocupación de Vía Pública.

.- Marisa Navarro: segunda teniente de alcalde y responsable de Turismo, Eventos, Comercio-Consumo, Fomento Económico y Empleo, Agricultura y Pesca.

.- Rafa Galvañ: tercer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Tráfico, Protección Civil, Modernización, Salud Pública, Medio Ambiente, Parques y Jardines, Playas e Infraestructura Turística y Servicios y Mantenimiento.

.- Dorian Gomis: cuarta teniente de alcalde y concejala de Cultura, Educación, Residentes Europeos y Normalización Lingüística.

.- Cristian Palomares: quinto teniente de alcalde y concejal de Deportes, Fiestas y Tradiciones, Juventud, Participación Ciudadana y Cementerios.

.- Maricarmen Alemañ: concejala delegada de Bienestar Social, Mujer e Igualdad, Tercera Edad y Voluntariado.

El alcalde comunicó el reparto a su equipo el miércoles a primera hora de la mañana, y pidió encarecidamente a todos los ediles que redoblen esfuerzos y trabajen “las horas que hagan falta”, para sacar adelante todos los asuntos pendientes. “Queda un año, y mucho por hacer”, enfatizó.