El Campello

EL ANUNCIO DE INVERSIONES POR 5 MILLONES EN EL PUEBLO TENDRÁ QUE ESPERAR POR FALTA DE FORMAS

Cs El Campello invita a PP y VOX a rectificar

EL ANUNCIO DE INVERSIONES POR 5 MILLONES EN EL PUEBLO TENDRÁ QUE ESPERAR POR FALTA DE FORMAS

“Cs El Campello invita a PP y VOX a rectificar haciendo partícipes a todos los partidos de las cuentas que quieren aprobar y que sólo la oposición, que es la mayoría, tiene la capacidad de sacar adelante”

Hace tan sólo 3 días, el gobierno local formado por PP y VOX, anunciaba a “bombo y platillo” en medios de comunicación y redes sociales, que El Campello “inyectaría más de 5 millones de euros en ejecutar obras de urgencia antes del 31 de diciembre”, obviando, como es normal en su proceder, que esa vacuna no se inocula sin el voto de todos los partidos que estamos en la oposición que, por cierto, somos la mayoría. Primer defecto en la forma.

De esta manera, el gobierno local, formado por PP y VOX, en un intento de situarnos ante lo que ellos consideran que supone para nosotros un conflicto político, “el de si no votas a favor serás responsable del caos en el que nosotros tenemos sumido al pueblo”, en un nuevo y acostumbrado ya para nosotros ejercicio de soberbia y prepotencia política, “se olvidaba de contar con todos los partidos que serán los que, finalmente, posibilitarán o no, la inyección de esa vacuna”.

Pero una vez más, el gobierno local, formado por PP y VOX, se equivoca en las formas – segundo defecto en las formas- y, a consecuencia de ello, esa vacuna tan necesaria para ese enfermo habrá de ser inyectada más adelante (si es que el paciente sobrevive a las negligencias médicas), porque el Pleno en el que el PP preveía aprobar hoy esa inversiones ha tenido que ser aplazado porque este gobierno local se ha saltado el procedimiento en la convocatoria dejando fuera de la misma a una edil e incumpliendo un acto administrativo recogido en los artículos 80 y 81 del ROF (Reglamento de Organización y Funciones del Ayuntamiento).
Una vez más, nuestro portavoz y coordinador Julio Oca Enríquez, en su continuo trabajo por velar por la garantía y transparencia en los procedimientos (como ya ocurriera en una mesa de Contratación en la que detectó una irregularidad en el trámite por conflicto de intereses de índole familiar) ha sido el que se ha percatado de que la convocatoria no se ajustaba al reglamento y así se lo ha hecho saber y comunicado a la Secretaría del Ayuntamiento quien ha ordenado la suspensión plenaria.

Esta circunstancia (el aplazamiento plenario) obliga a retrasar ese tratamiento tan necesario para nuestro pueblo enfermo, pero, a la vez, le concede la oportunidad al gobierno local de corregir ambos defectos. Primero, con algo tan sencillo como realizar una convocatoria como “Dios manda” para posibilitar la celebración del pleno y segundo, hacer un llamamiento a todos los partidos políticos que conforman la Corporación y somos la mayoría a ser partícipes de la cirugía con la que se ha de rehabilitar nuestro municipio. Nunca es tarde si la intención es buena.