El Campello

Apoyo del pleno de El Campello

a la diversidad sexual y a los derechos LGTBI

Inequívoco apoyo del pleno de El Campello a la diversidad sexual y a los derechos LGTBI

Con un amplísimo respaldo institucional, que se ha traducido en los votos favorables de PP, PSPV, Cs, Compromís, EU, Podem y RED y el único escrutinio en contra de Vox, el pleno del Ayuntamiento de El Campello ha aprobado hoy una declaración institucional en defensa de los derechos LGTBI y la diversidad sexual.
“Los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos sin distinción alguna. Los derechos LGTBI son y serán siempre derechos humanos. Debemos trabajar por un mundo de absoluta tolerancia, libertad e igualdad”, reza el manifiesto.

Los portavoces de los grupos firmantes han coincidido en manifestar que todos “debemos trabajar por un mundo de absoluta tolerancia, libertad e igualdad. Se ha avanzado, pero se necesita seguir en el empeño y eso requiere tiempo, esfuerzo y perseverancia, hay que denunciar la homofobia incluso si se presenta como diversión inocua o un trato cultural aceptado. Es discriminación y debemos como agentes responsables luchar contra ella y empeñarnos en lograr ciudades libres e igualitarias”.

Se mantiene que desde las Instituciones se debe asegurar la igualdad efectiva de todas las personas LGTBI y sus familias, “como elemento esencial de una buena convivencia para el progreso y el desarrollo social”.
“Es nuestra obligación frenar los discursos del odio que desde hace algún tiempo se vienen escuchado, haciendo de muro para concienciar a la sociedad para que todas las personas sin importar su identidad u orientación sexual puedan ejercer, sin miedo y con respeto, todas las facultades y derechos que les corresponden como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho”.

Los grupos políticos consideran “·necesario” tejer y conseguir amplios consensos para que se adopten las medidas necesarias, tanto legislativas como administrativas y de otra índole, para prohibir y eliminar el trato discriminatorio basado en la orientación sexual o la identidad de género en cualquier nivel de la Administración y mejorar así la legislación vigente”, al tiempo que se manifiesta “especial preocupación” por los múltiples casos documentados internacionalmente que ponen de manifiesto la criminalización en algunos países de la homosexualidad y transexualidad, privación de derechos y discriminación legal, así como la impunidad de estos crímenes.