Economía

El Campello pide adaptar los precios a la realidad del consumidor

Necesidad de tomar medidas urgentes ante el periodo inflacionista

A propuesta del grupo municipal Ciudadanos El Campello y con el apoyo del PP ( VOX, PSPV, Compromís, EUPV y Podem votaron en contra) el Ayuntamiento de El Campello ha aprobado en la sesión plenaria ordinaria celebrada ayer instar al Gobierno de España a adaptar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ajustando los tramos de su escala a la evolución de la inflación y a la capacidad económica real de los contribuyentes.

La propuesta, expuesta por el primer teniente de alcalde y portavoz de Ciudadanos El Campello, Julio Oca, evidenciaba la necesidad de tomar medidas urgentes ante el periodo inflacionista actual al que está siendo sometida la ciudadanía en su conjunto y “que castiga con mayor severidad a la que posee menor capacidad económica, ya que le supone, una mayor pérdida de poder adquisitivo”

Así, Julio Oca (Cs) explicaba cómo aquellos hogares cuyos ingresos nominales les permiten vivir de manera muy ajustada, ante una inflación sostenida, no acompañada de incrementos análogos en sus ingresos, se ven abocados a situaciones de pobreza relativa. “Más delicada aún es el contexto inflacionista para los que ya parten de una situación de vulnerabilidad, donde una elevada inflación, no hace más que agravarla”.

Asimismo, la moción argumentaba que la falta de deflación de las tarifas del IRPF va en contra del mandato constitucional que recoge que el sistema tributario debe atender al principio de capacidad económica y no aumentar el tipo impositivo efectivo del contribuyente sin que este realmente haya aumentado sus ingresos en términos reales.

Además, el mantenimiento de unos umbrales de renta que no se corresponden con la realidad económica actual, agrava aún más la pérdida de poder adquisitivo ya de por si provocada por la inflación, por lo que el Ayuntamiento instará al Gobierno de España a que adapte el precio de los productos y servicios, de su valor nominal a su valor real, para que se corresponda con el poder adquisitivo del consumidor.