Local

Apoyo a los refugiados ucranianos

Bienestar Social y Cáritas Salesianos articulan reforzar el apoyo a los refugiados ucranianos

La concejalía de Bienestar Social, dirigida por Mercé Pairó (Cs) y Cáritas Salesianos El Campello han mantenido una reunión para coordinarse en la articulación de medidas de refuerzo y marcar ejes de actuación conjuntos en la administración de ayudas a los refugiados ucranianos que así lo solicitan en nuestro municipio.

De esta manera, Jaime Pérez, director del grupo de Cáritas de la parroquia San Juan Bosco de Salesianos El Campello; Rocío Giménez, coordinadora de Cáritas Parroquial en L’Alacantí y Sonia Fernández, gestora administrativa de la entidad, manifestaban a la edil su deseo de colaboración para unificar fuerzas y gestionar entre todos, con la mayor de las diligencias, las ayudas que precisen los refugiados.
Para la edil, Mercé Pairó (Cs), aunar los recursos en pro del bienestar de las personas desplazadas procedentes de Ucrania es fundamental. “Ya son miles los desplazados en Alicante. Una gran cantidad, mujeres y menores que precisan de nuestra ayuda y las administraciones debemos estar preparadas para dar respuesta”, manifestaba la edil.

En este sentido, y aunque en El Campello no existe una acusada demanda, en comparación con otros municipios de la provincia, afirma que “debemos reforzar nuestros servicios y estar preparados para lo que diferentes e imprescindibles organizaciones como Cruz Roja, ya denominan un crecimiento exponencial de peticiones en los últimos días. Toda ayuda e implicación es poca. Hemos de estar listos”.

De hecho, desde que comenzara el conflicto bélico, la concejalía de Bienestar Social ha realizado 44 gestiones relacionadas con las terribles consecuencias de esta guerra. Trámites que son derivados a las trabajadoras sociales que estudian las diferentes situaciones e informan de cómo se ha de proceder en cada caso en particular.

Para Cáritas Salesianos esta evaluación técnica resulta fundamental para la adecuada gestión de situaciones de especial vulnerabilidad. Además, pusieron sobre la mesa la necesidad, en su caso, de reducir los plazos de empadronamiento y la posibilidad de atención psicológica si así se requiriera, a los recién llegados, aunque en un primer momento no tengan el requisito del padrón.

Además, entre otras cuestiones, la edil estudiará la viabilidad de ofrecer cursos de formación en castellano. En este sentido, Mercé Pairó (Cs), reconoce que han sido muchas las personas las que han llamado ofreciendo todo tipo de ayuda, incluida la acogida a menores y traducciones, “lo que habla de la generosidad de nuestro pueblo”.

Cáritas, además de las decenas de proyectos de ayuda a personas en situación de vulnerabilidad, actualmente articula sus ayudas con respecto a la situación de los refugiados a través de las sedes de la entidad en Rumanía o Moldavia, apostadas en los límites fronterizos, donde llegan los primeros refugiados y llevan a cabo actuaciones de carácter económico para paliar la necesidad de artículos de primera necesidad, como medicamentos que las personas con tratamientos base, abandonaron en su huida.

En la actualidad, Cáritas Salesianos El Campello atiende a dos familias ucranianas, si bien “nos acaban de comunicar que, en breve, se incorporarán ocho más, a las que podemos dar respuesta en lo referente a cubrir sus necesidades básicas de vestido y alimentación”, manifestaba Jaime Pérez que, quedó emplazado por la edil Mercé Pairó (Cs) a un nuevo encuentro donde, tras estudiar con su equipo técnico y otras concejalías implicadas la gestión de ayudas, discernirán los puntos conjuntos a desarrollar.