LA PISCINA LLEVARÍA ABIERTA DESDE ENERO DE 2017 DE HABER OPTADO POR LA GESTIÓN DIRECTA PROPUESTA POR ESQUERRA UNIDA

Con la privatización de la piscina el ayuntamiento regala una inversión pública de 5,5 millones para que se lucre con las tarifas un privado.

Muy lejos quedan los siete meses que se calculaban que iban a durar las obras del complejo deportivo para El Campello, o finales de 2016 que este equipo de gobierno aseguraba que abriría la piscina. Ya han pasado más de ocho años desde que iniciaran las obras y a pesar de contar con las obras finalizadas, seguimos sin poder disfrutarlas.

Cabe recordar que el complejo deportivo costó 5,5 millones de euros públicos, gracias al Plan Confianza de la Generalitat Valenciana, y que el Ayuntamiento de El Campello, en sesión plenaria en un bochornoso espectáculo de agradecimientos entre los grupos del equipo de gobierno: Compromís, PSOE y PdC (Podemos), al Partido Popular y C’s aprobaron privatizarla por 12 años.

EUPV fue la única formación política en oponerse a la privatización del complejo, ya que lo concebimos como un servicio deportivo municipal cuyo único fin radica en el fomento de la salud y el ocio en nuestro municipio, al alcance de todos/as los vecinos/as, y de todos los bolsillos. Y no como un proyecto empresarial que deje en la puerta a quienes no le sea rentable a la empresa que lo gestione.

Como ya denunció Esquerra Unida, las instalaciones de la piscina entraron en fase de pruebas hace dos años, agosto de 2016, y a principios de 2017 la piscina ya se encontraba en plenas condiciones para ser abierta y poder ser disfrutada por los usuarios. Si a día de hoy aún está cerrada es debido a los trámites burocráticos de su privatización. O lo que es lo mismo, hace un año y medio que podríamos estar disfrutado de las instalaciones deportivas si estas fueran directamente gestionadas por el ayuntamiento.

Como consecuencia de esta tardanza, el mantenimiento realizado únicamente para evitar que se puedan deteriorar o dañar los sistemas por la falta de uso, genera altos costes para las arcas municipales. Desde enero 2017 estamos pagando 4.700 euros al mes y desde el tercer trimestre de 2017 dicho importe ha sido incrementado a 5.900€ al mes, al incluirse el mantenimiento de las pistas deportivas anexas. Calculamos que hasta agosto de 2018, la piscina cuenta con un sobrecoste de mantenimiento de 100.000€, cifra que nos parece vergonzante.

Para finalizar, a Esquerra Unida le preocuparía que tras un año y medio no contemos con un pliego de contratación para la prestación de los servicios de mantenimiento citados, lo que indicaría que, o bien estamos fraccionando contratos menores o nos encontramos pagando facturas a una empresa sin tan siquiera contar con un contrato, las dos opciones irregulares y sancionables. Es por ello, que nuestro grupo municipal ya ha pedido todas las facturas, así como los informes de los técnicos municipales de lo que consideramos “una ruinosa gestión para los bolsillos de los campelleros y campelleras”.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed