Impugnada la concesión de los chiringuitos de La Vila por irregular

Un antiguo concesionario alega que el actual ganador del concurso no cumple

14079258703298Uno de los antiguos concesionarios de un chiringuito de la playa del Bol Nou de La Vila ha presentada en el juzgado contencioso-administrativo de Alicante un recurso contra el decreto de Alcaldía -que preside el popular Jaime Lloret- por el que se adjudicaron un lote de tres chiringuitos de playa el pasado 20 de mayo.

La defensa del antiguo concesionario alega ante el juzgado que el ganador del concurso ha incumplido el proyecto con el que se presentó y ganó la licitación; que ha instalado casetas anexas para acopio de materiales, extremo que el Servicio Provincial de Costas prohíbe, y que ha ocupado más superificie de la autorizada, según figura en el recurso.

El antiguo gestor del establecimiento del Bol Nou sostiene, en primer lugar, que las empresas ganadoras del concurso, Plavavi SL y Placenvi SL, propiedad de Gonzalo Ávila Boendermaker, «ha instalado unos chiringuitos diferentes a los que ganó el concurso». En concreto, el recurso especifica que el ganador debió instalar chiringuitos marca «Fusalba Modelo Clasic», los que finalmente se han instalado son «Marca Polanco Modelo Bar».

Además de ello, en ninguno de los tres -se adjudicaron los de las playas Bol Nou, Puntes del Moro y Paradís Centre- cuenta con una pared divisoria «con medio chiringuito para atención al público con ventanas y la otra mitad cerrado para almacén o cocina». Los modelos de los aseos móviles tampoco son los mismos que se especifican en el concurso ganador.

Paralelamente, se han instalado almacenes anexos para el acopio de materiales, algo que la legislación de Costas prohíbe taxativamente en «cualquiera que sea su destino». Es más, en las cláusulas se habla de que la instalación de estos almacenes anexos «será causa de caducidad parcial o total de la concesión», según el artículo 79 de la Ley de Costas. A ello se suma otro condicionante: y es que la instalación de los almacenes supone una ocupación de una superficie mayor y, por lo tanto, según la defensa, «otra cláusula de prohibición» por invasión de una superficie no otorgada.

Síndic de Greuges

La defensa de los antiguos explotadores del chiringuito del Bol Nou ha decidido acudir a la justicia después de presentar una queja ante el Síndic de Greuges alegando que la negativa del Ayuntamiento de La Vila a entregarle copia de la documentación le generaba «indefension» y que además vulnera el principio constitucional de «interdicción de la arbitrariedad».

Alega que en 2013 ocurrió un caso similar y cuando el afectado pidió copia del proyecto mejor valorado en la licitación el Ayuntamiento sí se la entregó mientras que a él se la niegan. Desde el consistorio aseguran que por ley no pueden entregar copia de la documentación requerida porque el proyecto «es propiedad intelectual del contratista».

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed