en Directo

Hay que convencer a Sonia. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

El PP es consciente de que es un lastre, pero no puede darle una salida ‘pública’

14071416291890El león está herido y se enorgullece de ello, pero alguien debe ponerle el cascabel. Esta es la gran incógnita en el PP: quién ejercerá de convencedor para que la actual alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, deje la Alcaldía. Las grabaciones del caso Rabasa han puesto en evidencia que la edil hoy es un lastre para su partido. Y que de seguir así (todavía quedan muchas conversaciones por revelarse), el desgaste puede ser mayor. Así, en el seno del PP se tiene el convencimiento de que hay que sacarla del centro del foco mediático bajo varias premisas: uno, que es muy difícil buscarle una salida en una institución pública mientras esté imputada por el caso Brugal; y dos, que se le garantiza la retorno en el partido en caso de que sea absuelta o desimputada, siempre con la condición es que no cree un partido independiente que pueda dificultar, por poco que sea, las expectativas electorales del PP.

Aello se une la deriva populista que ha adoptado en las últimas fechas: protagonismo total en las fiestas (las hogueras fundamentalmente) y gestos hacia el sector de gays y lesbianas, algo que en un sector de la derecha tradicional de Alicante no gusta. Y sobre todo, con la entrevista que concedió al portal Nosgustas.com con la foto del beso lésbico.

Y con todas estas variables tiene que jugar el PP. Se parte de la base de con ella o sin ella, actualmente, a los populares a duras penas les alcanzaría a obtener los 12 concejales -la mayoría absoluta son 15 regidores en Alicante-, según las estimaciones internas que se manejan. Y ese caso, con Sonia Castedo como candidata, más difícil sería alcanzar pactos con otras formaciones políticas, especialmente con UPyD, quien ya ha dicho por activa o pasiva que no respaldará una lista con imputados o personas relacionadas con casos de corrupción.

Incluso algunos ven que el desgaste en número de concejales podría ser mayor con las bombas que atesora el caso judicial del Plan Rabasa. Ella, sin embargo, como dijo en la entrevista en Nosgustas.com, sostiene todo lo contrario.

Es decir, al PP le urge buscar un escenario con otro candidato o candidata. Y de ahí que los esfuerzos se centren en convencerla de que la mejor opción tanto para ella como para el PPes que abandone la rpimera línea y que se busque un alcalde transición hasta 2015. Además, debe ser alguien que no esté muy castigado por la gestión. Es decir, esta opción descarta a los tres primeros tenientes alcaldes: Marta García-Romeu aparece, junto a Sonia Castedo y Enrique Ortiz, en la famosa foto de los pijamas de la fiesta de Andorra de 2008, investigada en el caso Brugal;Juan Seva también será juzgado en breve y además arrastra el desgaste interno del área de Personal, Transportes y Hacienda; y Andrés Lloréns está procesado y a la espera de fecha para el juicio por supuesta prevaricación y falsedad en documento público (el fiscal y la acusación le piden tres años de cárcel y siete de inhabilitación). La persona de transición debe salir del resto de ediles y no estar muy significado con pertenecer al núcleo duro de la alcaldesa.

Pero, ¿quién la convence? Está claro que Madrid no va a tomar cartas en el asunto hasta que no tenga elegir al candidato. De momento, no se le espera. La cuestión la tienen que resolver entre las direcciones regional y provincial. Ambas son conocedores de que la marca Castedo resta y puede suponer un lastre añadido (sea o no candidata) mientras siga en la Alcaldía. Yde ahí que haya premura por actuar.

Además, últimamente, a la alcaldesa se le ve muy inquieta, lo cual está generando más tensión en los plenos, centrados en el debate sobre la subida de impuestos y las conversaciones en las que ella aparece hablando con Ortiz. Con todo este contexto, Alicante se ha convertido en un manantial de titulares para las televisiones generalistas y las radios de ámbito nacional. La Sexta, Telecinco y Antena 3 dedican espacios a la ciudad de Alicante por el morbo de ver cómo reacciona la primer edil a las preguntas de la oposición por las conversaciones más jugosas. El pleno ordinario de julio ejemplificó esta situación.

El tiempo corre, pues, en contra del PP si de verdad quiere llegar a 2015 con opciones de retener al Alcaldía de Alicante, sin tener en cuenta el posible factor de la reforma electoral que Mariano Rajoy quiere impulsar. Pero hay un problema: hay que convencer a Sonia. ¿Quién lo hace? A muchos les conveniente su actual posición y de momento no hay dónde colocarla. Lo único que sopla a favor del PP es que ella, según se desprende de sus palabras, no tiene claro si va a seguir. Pero, ¿y el precio de tenerla como alcaldesa hasta mayo de 2015?

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed