El TSJ desatasca la ‘Sicilia’ española

Los refuerzos evitan la prescripción de delitos en la zona con mayor criminalidad del país

14073992072561El plan de refuerzos puesto en marcha por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad para dejar sin papel los juzgados valencianos más saturados empieza a dar sus frutos. Y las comarcas del sur de Alicante, las de mayor índice de criminalidad en España, son las grandes beneficiadas.

El partido judicial de Orihuela ha sido objeto de estudio y análisis por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha evidenciado en varios informes su preocupación porque la Vega Baja era una de las zonas con más carga de trabajo y más asuntos pendientes del país. Los delitos que se investigan son graves, es decir, están especialmente penados -asesinatos, explotación sexual, contra los derechos de los trabajadores, corrupción política, mafia rusa-; y el TSJ verificó el alto riesgo de prescripción porque los jueces no podían dar una respuesta a tiempo en la ‘Sicilia’ española.

Pese a que aún queda mucho por hacer, el salvavidas lanzado por la presidenta Pilar de la Oliva ha reducido notablemente el número de asuntos. En Torrevieja, por ejemplo, el plan de apoyos contempla un juzgado Penal desplazado, en el que actúan dos jueces y secretarios más. En total tres. Según explican desde el TSJ, dos de ellos celebran juicios prácticamente toda la semana -impensable en los últimos años- ; y ahora De la Oliva ha pedido a la Generalitat que habilite en la última planta de los juzgados de Torrevieja una sala de vistas más para que los jueces celebren juicios y vayan saliendo expedientes de los juzgados.

En Orihuela dos Penales, el 1 y el 3, cuentan con un refuerzo que ayuda a ambos, pero sobre todo al primero, pues es más antiguo que el número 3 y acumula un mayor retraso. Además, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 -el que dio origen y aún instruye la mayoría de las piezas del caso Brugal- también tiene un refuerzo.

En cuanto a la Audiencia de Elche, con una carga de trabajo visible por las toneladas de papel que se acumulan, el TSJ ha duplicado el número de magistrados en los últimos meses creando salas bis. Los refuerzos en este punto eran muy importantes para el Alto Tribunal. Como sala de la Audiencia Provincial de Alicante desplazada a Elche, se encarga de los recursos de Torrevieja y Orihuela, de manera que si un recurso tardaba un año, en el mejor de los casos, significaba que una investigación que estuviera pendiente de la respuesta de ese recurso, aunque no sean suspensivos, quedaba paralizada.

De hecho, la pieza de Brugal que investiga a la alcaldesa imputada de Alicante, Sonia Castedo, por el presunto amaño del Plan General estuvo un año en pausa porque Elche tenía que resolver el recurso de la Fiscalía Anticorrupción contra la nulidad de las intervenciones telefónicas decretada por un juzgado de Orihuela. Los investigadores esperaron a conocer la decisión del tribunal porque, sin pinchazos, el caso estaba condenado al archivo.

Ante la imposibilidad de crear más salas -solo tiene dos, una Civil y otra Penal- el TSJ ha optado por doblarlas con tres magistrados más y crear salas bis. La consecuencia, Elche celebra el doble de vistas y los jueces sacan centenares de expedientes que estaban atrapados en los juzgados.

Según añadieron desde el TSJ, la presidenta ha solicitado ahora, que si las administraciones no pueden poner en marcha una sala más por las dificultades económicas, que al menos se adscriban a la sección séptima seis magistrados y así se evitaría tener que pedir la renovación de los apoyos periódicamente. También se ha propuesto la ampliación de plantilla para la sección Civil de Elche.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed