El secretario blinda a Sonia Castedo y restringe el debate de su dimisión

Admite la moción presentada al pleno por EU pero advierte que en un futuro la petición de la retirada de la alcaldesa deberá hacerse efectiva a través de una moción de censura

sonia-castedo-saborea-triunfo-16.3.3457371524Las jornadas previas a la celebración del pleno ordinario del Ayuntamiento de Alicante apuntan a que la del próximo martes, 30 de septiembre, será una sesión tensa y bronca con una única protagonista: la alcaldesa popular, Sonia Castedo. La reciente imputación de la primera edil en el caso Rabasa -que investiga el presunto trato de favor de Castedo al empresario Enrique Ortíz durante la tramitación del plan en el que se prevé la instalación de Ikea- ha vuelto a abrir la caja de los truenos con la petición de dimisión de la alcaldesa por parte del portavoz del grupo municipal de EU, Miguel Ángel Pavón. Solicitud a la que ayer dio luz verde la junta de portavoces con la oposición del edil de UPyD, Fernando Llopis, que calificó la moción defendida por Pavón como un «documento que no cumple con el reglamento orgánico del pleno».

En el tira y afloja mantenido durante la reunión, el secretario del pleno del Ayuntamiento de Alicante, cargo designado por Alcaldía, advirtió al portavoz de EU que la del próximo martes será la última ocasión en la que se debatirá la posible dimisión de la primera edil, según apuntó el propio Pavón, bajo la fórmula de moción. Así, y según especificó el secretario, en futuras ocasiones «si queremos que la alcaldesa dimita tenemos dos posibilidades: presentar un irrelevante ruego -que no da lugar a votación ni debate- o a través de una improbable moción de censura que depende de la firma de varios concejales del PP» señaló Pavón.

Una interpretación del reglamento orgánico del pleno, al que apelan tanto el secretario como la portavoz del PP, Marta García-Romeu, para blindar a Castedo ante futuras peticiones de dimisión apoyadas en la doble imputación de la alcaldesa en los casos Brugal y Rabasa.

«Queda claro que el PP apuesta, una vez más, por la vergonzosa continuidad de Castedo en la alcaldía y por blindarla lo que queda de legislatura ante las iniciativas de la oposición», afirmó Pavón. Y es que si la moción de EU sí pasó el corte del secretario municipal, no corrió la misma suerte la defendida por el portavoz del grupo municipal socialista, Miguel Ull, en la que se pedía la recusación de la primera edil en todo lo referente a contratos y adjudicaciones relacionadas con el empresario Enrique Ortiz apoyándose en informes policiales que apuntan a una «amistad íntima» entre ambos. El secretario fulminó esta solicitud argumentando que el marco de la recusación era demasiado general, según apuntaron fuentes socialistas, cuando debería haberse ceñido a un punto en concreto. «Lo sucedido en la junta de portavoces es de una gravedad absoluta y demuestra que a los ediles del PP de Alicante les importa muy poco la línea roja contra la corrupción marcada por Fabra», señaló Ull.

Lo que sí parece claro es que el portavoz de EU en Alicante aprovechará la que, parece, será la última oportunidad de poner a Castedo contra las cuerdas en el desarrollo del pleno y estudia solicitar que cada uno de los puntos que contiene la moción (petición de dimisión de la alcaldesa, retirada de sus funciones en Urbanismo de Enrique Sanus e Isabel Campos y la creación de una comisión no permanente de pleno para depurar las responsabilidades políticas derivadas del caso Rabasa) sean debatidos y votados por separado «para ahondar en cada uno de ellos», señaló Pavón.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed