El Consell corrige el plan de empleo forestal e incluye el monte alicantino

Achaca el olvido inicial de Xixona, La Torre y Bussot, con gran masa boscosa, a que el fondo de la UE es solo para comarcas del interior y anuncia 1 millón adicional

71469728--575x290Ni veinticuatro horas habían transcurrido desde que se diera a conocer ayer el monumental olvido que sufría el plan de empleo forestal que presentó el pasado lunes el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y que hace dos días publicó el DOGV, y el Consell se vio obligado a rectificar su propio programa para incentivar el trabajo entre parados de larga duración y mejorar el entorno ambiental de los bosques mediante la prevención de incendios forestales. Xixona, La Torre y Bussot, fundamentalmente, con decenas de miles de hectáreas de pinares y superficie forestal, habían quedado excluidos de las ayudas para la contratación de parados. En breves días, la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo aprobará una orden urgente para incluirlos, así como a otros municipios de las comarcas de la Marina Baja y Alta también con importantes zonas vegetales.

Fuentes oficiales del Consell explicaron a este diario que, en realidad, no se trataba ni de olvido ni de exclusión, sino de la aplicación pura y dura de un programa cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE) que impone que las ayudas para integración laboral en actuaciones del entorno natural y prevención de incendios se tienen que destinar a pueblos de comarcas del interior. El Consell ejercitó a rajatabla esa norma, ya que, en efecto, l’Alacantí no es del interior, pero sí municipios como Xixona (con 175 kilómetros cuadrados, el cuarto término municipal más extenso de la provincia tras Elche, Villena y Orihuela y 12.000 hectáreas forestales) o La Torre de les Maçanes, que sufrió hace ahora justo dos años un devastador y trágico incendio que destruyó 800 hectáreas de su término y de las vecinas Benifallim y Penáguila.

Mil contratos a la vista

No sentó nada bien ayer en Presidencia de la Generalitat la reacción que en Alicante había tenido un plan que presentó a bombo y platillo el pasado lunes en Vilamarxant, dotado con 4 millones y que prevé contratar a 1.000 personas para aclarado de bosque, creación de corta fuegos y limpieza de cunetas, con el fin de generar trabajo para desempleados y, de paso, prevenir los incendios forestales. Por ello, Presidencia, junto a Economía e Infraestructuras, las dos consellerias implicadas, reaccionaron con inmediatez.

De hecho, Xixona y La Torre de les Maçanes, básicamente, se llevarán el gran pellizco de 1 millón de euros adicional que se destinará a este programa y que se aprobará con una orden urgente en breves días. «Se está articulando esa orden para dar cobertura de alguna forma a estos municipios que tienen mucho bosque, pero que no están catalogados por el FSE para ser receptores de las ayudas al no ser de interior», explica a este diario una fuente oficial próxima a Fabra. La orden incluye, en cambio, la comarca de la Vega Baja, aunque se especifica que su zona de interior. Igual podría haber ocurrido en el caso de l’Alacantí y las dos Marinas, especialmente en la primera, por su elevado volumen de masa forestal (Carrasqueta, Sierra del Cuartel, Penyarroja, La Grana, el Buitre, Cabeçò d’Or e incluso estribaciones del Maigmó, en Agost).

La ayuda del FSE, vía Ministerio de Trabajo, servirá a los ayuntamientos para financiar el coste de contratación, incluidas las cuotas de la Seguridad Social. El Servef empezará en breve con la selección.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed