EL BUCLE SOCIALISTA DEL CAMPELLO

Ángel Sánchez
Opinión sobre: EL BUCLE SOCIALISTA DEL CAMPELLO

La agrupación socialista de El Campello parece haber entrado en un bucle de difícil solución. La designación de candidato para las pasadas elecciones municipales se dilucidó por apenas unos votos, las sorpresivas primarias para la composición de la candidatura, más de lo mismo, y la elección de dirección local, con empate matemático. Lo cierto, es que sí podría atreverme a decir que ésta es la peor de las crisis que ha atravesado el socialismo local. Y sin caer en el catastrofismo, pero sí teniendo en cuenta el actual escenario (donde somos y parecemos irrelevantes a nivel político e institucional), los augurios para la nonagenaria agrupación son poco halagüeños.

Tras la conocida dimisión de la práctica totalidad de los miembros de la dirección política local, se produjo el no menos conocido empate entre los dos candidatos a la secretaría general. Lo lógico, o al menos lo más racional, hubiese sido que ambos candidatos, valorados los apoyos con los que en principio partían, hubieran iniciado un proceso de dialogo, de conversaciones dirigidas a explorar vías de solución a una situación que difícilmente tendría arreglo en una asamblea donde cualquiera de los candidatos, ganando por dos o tres votos, no habría adquirido la legitimidad para dirigir una agrupación dividida y en peligroso proceso de autocombustión. Pero la realidad es que solo una de las partes realizó ese necesario intento de acercamiento encontrando en la otra una actitud absolutamente negativa como si esperase una decisión de terceros que, lejos de componer la cuestión, decantase la balanza hacia sus intereses, sin importar un ápice lo que a la sufrida agrupación socialista pudiera esperarle.

La historia no es nueva. Ya en 2011, tras el empate en la asamblea para la elección de la candidatura que debía concurrir a las elecciones locales de ese año, se produjo una situación idéntica. Situación que fue resuelta “manu militari” ( perdón por la exageración) por la que era Secretaria General de la provincia, y hoy excelentísima Consellera, Ana Barceló. La decisión de apoyar, arbitrariamente, a una de las candidaturas pese al empate y sin buscar un acuerdo, fue la forma más “eficaz” de quitarse de en medio a elementos “indeseables” provocando la ruptura del partido y la perdida de un cargo electo. ¿Será parte del bucle en el que estamos inmersos nuevamente una decisión de éste tipo?

La Agrupación Socialista de El Campello está bajo mínimos, y no solo por la coyuntura de desafección que viven los partidos políticos, sino por méritos propios. Desde la perdida del gobierno municipal, allá por 1995, y habiendo encadenado derrota tras derrota ( ¿hasta la victoria final?), la ausencia de análisis y, no digamos de la más mínima autocrítica, nos fue alejando del papel que, en mi opinión, sigue correspondiendo a la socialdemocracia local. Por historia, por principios y valores y porque pese a vivir en una realidad absolutamente endogámica, las ideas y propuestas de progreso colectivo, de justicia social y de solidaridad siguen estando vigentes y siguen siendo necesarias. Evidentemente, el mérito ( o demérito) tiene nombres y apellidos, pero no voy a ser yo (¡quien soy yo para señalar a nadie!) quien abra un debate que, por otro lado, únicamente hurgaría en heridas, y no ayudaría a coser las que, y a las pruebas me remito; siguen abiertas y supurando.

¿Cual es la solución?. Pues la reflexión personal de cada uno de los y las militantes sobre lo que quiere o pretende con su militancia: si la irrelevancia o intentar recuperar el partido para volver a luchar por nuestras ideas. Y una reflexión de los votantes, de los y las simpatizantes, de esos miles de votantes que elección tras elección siguen pensando que, al menos en el estado, los y las socialistas todavía tenemos cosas que decir y que hacer, pero que cuando hay que coger la papeleta del PSPV-PSOE de El Campello, no es que se lo piensen, sino que simplemente no lo hacen ( ¿porque 3388 vecinos y vecinas decidieron votar al PSOE el pasado 10N y sólo 1952 a la candidatura municipal el pasado mes de mayo?).

Creo que tras pasar la repetición de elecciones, la Comisión Gestora que dirige circunstancial y temporalmente el partido tiene trabajo por hacer, y espero que lo hagan bien, pese a que la agrupación socialista de El Campello parece ( y es una impresión personal) importar poco o nada a quienes dirigen el partido. Pero también los y las militantes tienen mucho que reflexionar: si seguir en ese bucle que, si nadie lo remedia se convertirá en un agujero negro que devorará al partido, o ser verdaderamente militantes y buscar una solución.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed