‘Dedocracia’ en las jefaturas del Ayuntamiento de Alicante

Denuncia de los sindicatos

14066253315532El Ayuntamiento de Alicante lleva años colocando en varias jefaturas clave del consistorio a personal completamente a dedo mediante el sistema de adscripción provisional; es decir, ocupando temporalmente unas plazas que, sin embargo, luego no tiene intención de modificar. La idea, según denuncian los sindicatos, es que «el concejal de turno tenga un absoluto control sobre los funcionarios, pudiendo utilizar a sus jefes para presionarles».

En caso de que no se cumplan sus órdenes, «el equipo de Gobierno hace uso de la adscripción provisional para quitar a un jefe y poner a otro». Según las mismas fuentes, esta situación se viene dando desde hace años en todos los escalones del consistorio, da igual el rango: tanto el secretario como el interventor -los dos funcionarios de mayor relevancia en el organigrama municipal- ocupan sus puestos de manera accidental, y el PP no ha hecho nada para cambiarlos.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana estudió esta forma de gestionar el personal, a propósito de una demanda planteada por el que fuera jefe de la legalidad urbanística en el año 2007 y que la ahora alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, destituyó sin motivo. El alto tribunal, en un arranque de sinceridad, acusó al consistorio de tener un «desprecio absoluto por la legalidad constitucional» al utilizar la adscripción provisional como una figura ordinaria de provisión de puestos de trabajo. Desde entonces el edil de Recursos Humanos, Juan Seva, está intentando regularizar esos puestos, pero, según denuncia la oposición (PSOE, EU y UPyD), sin renunciar a «la dedocracia».

¿Cómo? Cubriendo esas plazas con una convocatoria pero mediante el sistema de libre designación; es decir, que cualquiera puede presentarse pero es el político quien decide al elegido. Así se han sacado a concurso casi 80 jefaturas, que han sido recurridas en los tribunales en una demanda planteada por el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) y que el TSJ ha admitido a trámite. La cuestión, sin embargo, no ha acabado aquí.

Este lunes la Junta de Gobierno aprobó la convocatoria para cuatro plazas más de este tipo. El portavoz adjunto del PSOE, Manuel Marín, cargó contra «estas prácticas» y aseguró que «el PP está pervirtiendo la actual normativa» al «utilizar la plantilla municipal a su antojo, asignando jefaturas por afinidad política o personal». «Esta actitud fomenta el servilismo y agrede gravemente al derecho a la promoción y a la carrera profesional de los funcionarios». El concejal alertó también del sobredimensionamiento de las jefaturas. «Con esto se consolida la obsesión del PP por engrosar de forma exagerada la cúpula directiva de altos funcionarios, cuando lo que necesita el consistorio es más personal que preste servicios directos».

Por su parte, el portavoz de UPyD, Fernando Llopis, exigió la realización «de un estudio de la estructura organizativa que debería tener el personal del Ayuntamiento», algo que el PP ya aprobó en un pleno. Llopis acusó a Seva de gestionar «el personal como si fuera la casa de tócame Roque» al «obviar los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben primar en los trabajadores públicos» y de olvidarse «de las necesidades que tienen los alicantinos».

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed