Alperi compró un Mercedes a la empresa que pagó su viaje a Creta

El juez del ‘caso Brugal’ pide que la Policía investigue esta operación de 48.000 euro. Ortiz pidió al sobrino de Juan Cotino el jet para que viajaran

14103381918011La situación judicial de Luis Díaz Alperi sigue retorciéndose a medida que los investigadores escarban en su patrimonio. La nueva documentación que ha llegado al juzgado que investiga el caso Brugal, a la que ha tenido acceso este periódico, establece una relación tremendamente comprometedora para el mentor de Sonia Castedo y ex alcalde de Alicante. El dossier revela que Alperi compró un coche de lujo en el año 2009, un Mercedes cuyo valor ascendió a 48.720 euros, a Rocafort de Negocios, la misma empresa que, presuntamente, pagó su viaje a Creta en jet con la edil Sonia Alegría.

El juez que instruye el amaño urbanístico de Alicante en favor del constructor Enrique Ortiz ya ha dado traslado a la Policía de las conclusiones de este documento al tiempo que insta a los agentes a que investiguen al respecto. El viaje a Creta se realizó en 2008 en jet privado, siempre según la versión policial. Costó 45.000 euros y sólo se pagó en parte (36.000 euros fueron ingresados en una cuenta de Caixa Catalunya el día antes de la partida), ya que la compañía sigue sin recibir el dinero. La investigación posterior, una vez que explotó el caso Brugal, señaló directamente a la mercantil Rocafort de Negocios SL y el magistrado del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) que instruía el asunto por la condición de aforado de Alperi, Juan Climent, solicitó a la Agencia Tributaria (AEAT) todos los datos de esta sociedad entre los años 2007, 2008 y 2009.

Los empresarios cuando declararon ante el juez apenas aportados datos sobre la financiación de este viaje. Eso sí, un industrial imputado señaló a Ricardo Fuster, el representante legal y socio único de Rocafort de Negocios SL, como la persona que pagó los gastos del polémico viaje. Fuster quedó imputado por cohecho. Ahora su nombre vuelve a emerger en la investigación después de un documento que le señala como el vendedor del Mercedes a Alperi. Este extremo ya está en manos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía.

Se suma, de esta manera, al seguimiento patrimonial que se está haciendo al ex alcalde de Alicante y que quedará incluido en un dossier al que todavía le faltan muchas aristas por pulir.

Al parecer el viaje de Alperi a Creta despertó todo el interés de Enrique Ortiz que, según las conversaciones intervenidas por la Policía, se dejó la piel para que el ex alcalde pudiera irse de vacaciones. Los investigadores interceptaron un diálogo entre el empresario de referencia de Castedo y el sobrino del presidente de las Cortes Valencianas, Vicente Cotino, con quién hacía negocios con los que pretendían adjudicaciones millonarias.

Así, Ortiz pidió a Vicente Cotino un avión para que el ex alcalde se fuese dos semanas a Creta con una concejal del Consistorio, Sonia Alegría. La petición se grabó el 3 de julio de 2008: «El día 29 necesito el avión, si es posible, par ir a Creta». Ortiz apunta que volvería «el día 13». Cotino le replica que no habría problema.

Según los investigadores, este encargo se gestionó a través de la empresa Asedes Capital, dedicada al alquiler de aviones y cuyo apoderado es el sobrino del presidente de las Cortes, Juan Cotino, salpicado de lleno con las gestiones entre la Generalitat Valenciana y la trama corrupta Gürtel para organizar la Visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en el verano de 2006. En una conversación posterior, Ortiz confirma a su hermana que este jet es para el alcalde de Alicante.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed