Actores, al escenario.

Angel Sánchez
Opinión sobre: ACTORES. AL ESCENARIO.

El telón de la contienda electoral municipal se ha abierto: ya tenemos un candidato oficial. El partido popular, que perdió el gobierno en 2015 ( aunque ya en 2011 gobernó en minoría) ha designado de nuevo al candidato que perdió las elecciones en 2011 ( recordar que en 2007 ganó con mayoría absoluta), aunque ésto no es extraño pues ya se ha dado el caso en otros partidos.

Si atribuimos al voto un carácter de identificación partidaria, el candidato tiene un arduo trabajo: recuperar el voto perdido en 2015, principalmente hacia Ciudadanos y Democrates-Centro moderado. Haciendo un análisis comparado del voto en 2015, podemos observar que sumando el voto del PP más el de Ciudadanos, obtenemos prácticamente el obtenido por el primero en 2011, y si a éste añadimos el de Democrates-Centro moderado, casi el porcentaje obtenido en 2007.

Evidentemente es muy arriesgado afirmar concluyentemente que el voto que perdió el PP fue a parar directamente a los dos partidos mencionados, pero si que podemos aventurarnos a afirmar que, mayoritariamente sí fueron estos partidos los destinatarios del voto que perdió el nuevamente candidato de la derecha local.

Otro dato interesante es la diferencia que existe entre el voto en las elecciones locales y el que recogió en el ámbito local el PP de El Campello. ¿Esto significa que la ciudadanía discrimina su voto?. Si nos atenemos a las cifras, si.

En 2007 el resultado local fue del 46,56 a nivel local. En cambio a nivel nacional (2008) logró en las urnas de El Campello el 53,46 del voto. En 2011, la diferencia negativa entre el voto a candidaturas locales y candidatura al congreso fue de un 12,95% en favor de la del congreso. En 2016 el “descalabro” fue menor: solo 9 puntos de diferencia a favor de la del congreso. ¿Esto significa que los votantes de la derecha local consideran, o que el ámbito estatal requiere el esfuerzo de los electores, o que la variable de los candidatos juega en detrimento del ámbito local?. Son preguntas difíciles de demostrar al no disponer de datos.

No obstante, lo que parece claro es que la variable “racional” juega en contra del ya candidato, pues pese a la inconsistencia del gobierno local en minoría, las “cuestiones” pendientes vienen todavía de los gobiernos, o que presidió el candidato o en los que participó ( caso de 2007 como concejal de Hacienda). Y, evidentemente este va a ser un punto que desmontará de entrada su apelación a la “ilusión” como referente emotivo que incentive el apoyo hacia su candidatura: ¿ilusión en pagar errores millonarios, en seguir privatizando de forma especulativa servicios, en carecer de un planeamiento urbanístico?

Otra cuestión es el carácter “presidencialista” que se pretende, donde en apariencia se vota a un “cabeza” de lista, cuando la realidad es que se votan candidaturas cerradas elegidas por los partidos políticos, de ahí que tengamos que contar con la aritmética que surja de las urnas para obtener un nuevo Alcalde o Alcaldesa, siendo únicamente relevante a nivel simbólico la figura del “candidato o candidata”.

De los candidatos, de éste y de los que le sigan en el escenario de la pre campaña, cabe esperar, además de apelaciones emocionales, una propuesta de agenda que afronte los problemas que sufre el municipio, entre otros la ausencia de una cultura del diálogo y el acuerdo que incida en la concepción de sociedad frente al de comunidades agregadas, que es lo que hoy tenemos.

En mi opinión el escenario local es altamente incierto dada la desactivación del voto que se ha producido tras una corporación que, en lineas generales ha “fallado” a las expectativas de la ciudadanía. ¿Otra corporación altamente fraccionada con coaliciones plurales, una corporación con una coalición mínima?. Descarto las mayorías absolutas, no solo porque la gran mayoría de la ciudadanía las ha descartado, sino porque la experiencia local nos dice que éstas pasaron a la historia desde 2003, sino antes.

Tags

About: Juan Guill

Fundador y administrador de Radio El Campello.

You may also like...

Sorry - Comments are closed